Skip to content

La Torre dell’Orologio de Venecia, un prodigio de la ingeniería y la tecnología

August 1, 2012

Cuando te encuentres en plena Plaza de San Marco seguro que reconocerás, al momento, el que es uno de los símbolos de Venecia: la Torre dell’Orologio o, lo que es lo mismo, la Torre del Reloj, también llamada la Torre del Reloj de San Marcos.

El reloj, una auténtica obra maestra de la ingeniería y la tecnología, marca el ritmo de vida de los venecianos, que se abren paso entre los miles de turistas que se paran para fotografiar las glorias arquitectónicas que aquí se encuentran.

El edificio se enmarca dentro del Renacimiento, y consta de una torre central, construida entre 1496 y 1499 según el proyecto de Mauro Codussi, y dos alas laterales. Pese a la belleza y la armonía de estas alas del edificio, lo que más llama la atención es, sin duda, la torre. Cuenta con un reloj en esmalte azul y oro, del siglo XV, y con sus famosas terrazas, en la más alta de los cuales una campana es sostenida por dos colosales estatuas. La Torre dell’Orologio constituye, a la vez, un nexo de unión y un elemento arquitectónico de separación. Y es que, aunque a veces resulta complejo de comprender, el reloj aúna las considerables diferencias estilísticas de los edificios de la Plaza de San Marco, que no son pocas.

La Torre dell’Orologio sufrió una restauración para celebrar su 500 centenario y fue inaugurada de nuevo en el 2006

Merece la pena fijar la atención sobre el reloj astronómico de la Torre dell’Orologia. Su círculo de mármol tiene inscritas las horas en números romanos. En el interior, un anillo concéntrico comprende los signos del zodiaco y las constelaciones, los nombres de los meses y los números de los días. Además, un disco más pequeño que la esfera principal es el encargado de marcar las diferentes fases lunares.

Puede que estés de suerte y coincidas en Venecia con la fiesta de la Epifanía o el Día de la Ascensión. Si es así, tendrás la oportunidad de presenciar un magnífico alarde tecnológico. Si te fijas bien, verás que en uno de los pisos se encuentra una estatua de la Virgen y el niño Jesús, enmarcados en motivos geométricos y flanqueados por dos puertas. Pues bien, por estas puertas, la exquisitez tecnológica del siglo XV hacía aparecer cada hora una procesión de los tres Reyes Magos encabezados por un ángel, que rodeaban a la Madonna y volvían a entrar en el edificio. Este mecanismo, como un prodigioso cuco, por su delicadeza y complejidad, se vio deteriorado de modo que, en la actualidad, solamente se ejecuta el mecanismo estas dos veces al año. Aquí os dejo un vídeo:

 

Queda destacar la cumbre de la torre, a la que se puede acceder y disfrutar de una magnífica vista de Venecia y la laguna. Eso sí, solo puedes subir como parte de una visita guiada. Es un tour de poco menos de 1 hora que se ofrece los días e idiomas siguientes:

  • Italiano: a diario a las 12h y a las 16h
  • Inglés: lunes, martes y miércoles: a las 10h y a las 11h. Jueves, viernes, sábados y domingos: a las 14h y a las 15h
  • Francés: lunes, martes y miércoles: a las 14h y a las 15h. Jueves, viernes, sábados y domingos: a las 10h y a las 11h

¿En español? Aún no. A ver si algún día lo incluyen. El ticket cuesta 12 € por adulto -también hay tarifas reducidas- y con él podrás entrar gratis al Museo Correr y a un par de lugares más, aunque menos turísticos.

Otro de tantos espectáculos que ofrece la Piazza San Marco es admirar la Torre dell’Orologio, siempre atentos a las en punto, claro

Para acabar, te diré que sus dos colosales estatuas de bronce datan de 1497 y fueron obra de Ambrogio della Ancore. Las dimensiones descomunales están pensadas para ser admiradas desde el suelo, desde donde sus proporciones rozan la percepción clásica. Suele hacer gracia el enterarse que las dos figuras son conocidas en Venecia como “Los moros”, por la pátina oscura del bronce.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interesen estas visitas guiadas en español que te recomendamos. Además si compras las entradas desde aquí, nos ayudas a poder mantener la web y seguir creando contenido como este. Muchas gracias por leernos 🙂