Skip to content

La mejor panorámica de todo Praga ¡desde la Torre Zizkov!

September 17, 2011

Aunque para muchos sigue siendo unos de los edificios menos agraciados de la República Checa, hemos de reconocer que la Torre de Televisión Zizkov tiene cierto encanto. De alguna forma, es como si una de esas naves futuristas de Star Trek se hubiera caído para quedar clavada aquí, en las afueras de Praga. Pegar, no pega con nada. Pero sí tiene algo.

Con más de 10.000 toneladas de peso y 216 metros de altura, la estructura es, como poco, curiosísima. Fue construida de 1985 a 1992, diseñada por el arquitecto Václav Aulický y por el ingeniero Jioí Kozák. Son tres columnas que aguantan varias plataformas, como si fueran transbordadores espaciales. Unas de ellas tienen fines técnicos de la propia torre y otras, en cambio, están abiertas al público. Sí, puedes subir con su ascensor a 4 metros por segundo y llegar hasta los 93 metros para obtener una panorámica de Praga espectacular. Dicen que en un día claro puedes ver hasta 100 kilómetros más allá. ¡Una pasada!

Para llegar hasta aquí, lo más fácil es coger el metro y bajarte en Jiřího z Poděbrad‎. La torre queda a solo a 5 minutos a pie. Mira el mapa, es muy fácil:


Ver mapa más grande

Además de todos estos datos de altura, peso y demás, la Torre Zizkov es mundialmente conocida por el proyecto escultórico del artista David Cerny, famoso por sus protestas contra el régimen soviético que controló la República Checa hasta 1989. Quizás la primera obra de David Cerny que dio la vuelta al mundo fue el tanque soviético que pintó de color rosa en 1991 para un monumento en el centro de Praga, ¿os suena?

Pero ¿qué hizo en la Torre Zizkov? Fue en el año 2000 cuando decidió añadir un montón de bebés gateando/trepando la inmensa torre de televisión. Curiosamente, aunque la escultura no iba a ser permanente, el 2001 se decidió volver a instalarla aquí por decisión popular. Ya verás que desde abajo los bebés parecen pequeñitos pero lo cierto es que miden casi 2 metros cada uno. Juega con tu cámara. Son muy fotogénicos.

Ahora ya lo sabes: cuando vayas a Praga, aquí tienes un lugar más que visitar. Está abierto de 10h a 22h y, por suerte para los turistas, su café restaurante se ha remodelado y ha reabierto hace bien poco.