Skip to content

48 horas en Praga: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

April 4, 2012

Praga es leyenda. Praga es magia. Praga es romance. Y, ahora, puedes disfrutar de todo lo mejor de esta ciudad en una escapada de fin de semana. Porque, además de ofrecerte la audioguía gratis Play and Tour para moverte a tu aire por la ciudad -también disponible en la AppStore para iPhone- aquí te ofrecemos la ruta definitiva para recorrer todo lo esencial de Praga en dos días.

Eso sí: deberás llevar calzado cómodo, porque lo vas a gastar. El sino del turista es ese, ¿no crees? Levantarse temprano para ver lo máximo posible en el menor tiempo posible, aunque si nos vas leyendo en este blog, ya sabrás que aquí siempre te animamos a tomarte tus viajes con paciencia. Al menos, con esa paciencia que nos ayuda a disfrutar un poco más de la vida. Por ejemplo, el sentarte en una plaza y observar el ir y venir de la gente siempre es recomendable, por supuesto.

Pues ¡ale! Allá vamos con la ruta. Antes de comenzar, lo dicho: bájate tu audioguía gratis Play and Tour. Si no, al menos, descárgate el mapa gratis de Praga para saber dónde están localizados los puntos de interés más importantes de la ciudad. Son muy completos.

¡Comenzamos!

Levántate temprano y dirígete hacia en Puente de Carlos (A). Desde allí iremos a la orilla oeste del río Moldava, hacia Malá Strana -la Ciudad Pequeña- y Hradčany –el barrio del Castillo-.

Primero conozcamos la Iglesia de Nuestra Señora Victoriosa (B), donde está el famoso Niño Jesús de Praga.

Sube después hacia la Catedral de San Nicolás (C) aunque, si tienes tiempo te recomiendo entrar en Vrtbovská zahrada‎ que ya comentamos en un post hace tiempo. Los encontrarás poco antes de llegar a la Catedral de San Nicolás.

Después de tu visita a la catedral, pasea por la calle Nerudova, con sus tiendas y restaurantes. Justo unos metros después gira a la derecha para ir hacia la Catedral de San Vito (D), parte del conjunto del Castillo de Praga. Toda esta zona es espectacular.

Uno de los lugares míticos que no debes perderte es Zlatá ulička‎ (E) -el Callejón del Oro-, donde vivían un montón de orfebres en el siglo XVII.

Después de visitar esta zona, ve hacia el Palacio Stenberg (F) para admirar una extensa colección de are europeo de la Galería Nacional.

Si ya has tenido suficiente, vete de nuevo hacia la Nerudova a comer algo. Por la tarde seguimos. Si aún tienes tiempo y ganas, dirígete hacia el oeste hacia Iglesia de Loreto (G), un precioso monumento histórico y artístico. Además, aquí al lado tienes el Černínský palác‎ -el Palacio Cernín-, monumental.

Ahora sí, a comer algo, que por la tarde continuamos 🙂

Por la tarde hemos planteado un itinerario por el barrio Josefov -el Barrio Judío- y por Staré Město -la Ciudad Vieja-. Para mí, este es el plato fuerte de Praga.

Comenzamos como antes por el Puente de Carlos (A), por tener una referencia clara, aunque sea. Lo que suelen hacer todos los turistas es dirigirse directamente hacia la Plaza de la Ciudad Vieja (G), pero nosotros lo dejamos para después. Primero, el barrio judío.

Así que admira el Clementinum (B) y ve hacia el norte hacia la Galería Rudolfinum (C). Luego al este hacia Starý židovský hřbitov‎ (D), el museo judío, el cementerio… la verdad es que por aquí todas las callejuelas son encantadoras. Y tampoco te pierdas la Sinagoga Vieja-Nueva (E). Por esta zona, insisto: piérdete. Sí, pasea sin prisa y disfruta haciendo fotos. Es una gozada.

Ahora sí, baja hacia la Plaza de la Ciudad Vieja (G), no sin antes detenerte en la Iglesia de San Nicolás(F). En la plaza tendrás de todo, además de otros cientos de turistas, claro. Desde el Ayuntamiento y su Reloj Astronómico hasta el monumento a Jan Hus y la archifotografiada Iglesia de Tyn.

Esta zona te llevará un tiempo y muchos turistas no pasan de aquí. De hecho, es todo un mundo. De todas formas, te proponemos continuar por la concurrida Calle Celetná hacia la Torre de la Pólvora (H) y la Casa Municipal de Praga (I), espectacular. Por cierto, su restaurante es exquisito 🙂

Después dirígete a la encantadora Iglesia de San Jacobo (J) y con eso, daríamos terminado el día. Casi si luego quieres cenar, puedes hacerlo en Casa Municipal de Praga (I) o en los locales de alrededor de hacia la Plaza de la Ciudad Vieja (G).

Muy bien, has visto todo lo importante de Praga ¡en solo 24 horas! Y estarás cansado. Otros hacen esto en dos días… Pues ale, a descansar que mañana nos espera un largo día.

El itinerario de hoy será por Nové Město -La Ciudad Nueva- y Vyšehrad, la ciudad que fue la primer sede de los príncipes checos y de la princesa Libusa. Sé que es la zona de Praga menos conocida, pero allá vamos, por algo somos guías expertos 😉

Partimos desde la Plaza de la Ciudad Vieja (A) hacia el sur. Todo el rato hacia el sur. Nuestra primera parada será en la Capilla de Belén (B).

Luego nos acercamos al río Moldava y vamos hacia el monumental Teatro Nacional de Praga (C), el muelle más bonito de todo Praga. No dejes de visitar la Isla Eslava (D) y la Galería Mánes que allí encontrarás.

Sigue hacia abajo hacia las Casas Danzantes (F) y camina por la Calle Resslova hacia el gran parque de la Plaza de Carlos (G).

Una vez hayas tomado un café o algo fresquito para continuar tu caminata, dirígete hacia el sur hacia la Iglesia de San Juan de Nepomuceno del Peñón (H), una verdadera joya. Y, además, está al lado del Monaterio Eslavo de Emaús (I). Si tienes tiempo, entra. Es uno de esos rincones por descubrir. Su claustro, genial.

Ahora ya solo queda que camines un poco más al sur para visitar Vyšehrad (K) y, también aquí, las casas cubistas de Praga (J).

Y ya está, será la hora de comer, ¿dónde? Coge el tranvía -línea 18- aquí cerca y vuelve hacia la Ciudad Vieja, hay mucha más oferta.

¿Y por la tarde?

Muy fácil. Vete de compras. Por eso, escribimos estos posts hace un tiempo: compras en Praga I y compras en Praga II. Y si tienes un rato más, tómate una cerveza en alguno de los lugares más típicos de Praga.

¡Salud!