Skip to content

Le Grand Rex, visita imprescindible de París

September 25, 2011

Estoy seguro que cuando piensas en irte de fin de semana a París, te vienen a la mente un montón de lugares y experiencias imprescindibles: ir a ver la Mona Lisa, subir a la Torre Eiffel, pasear por los Champs Elysées y un largo etcétera. Y también estoy seguro que nunca se te ocurriría ir al cine. ¿Ir de viaje a descubrir una nueva ciudad para meterte en un cine? Sí, exacto. Eso es lo que te quiero proponer desde aquí. Y es que Le Grand Rex es mucho más que un cine. Es un mito.

Fue exactamente un  frío 8 de diciembre de 1932 cuando más de tres mil invitados se dieron cita aquí para celebrar el nacimiento de una de las salas de cine más grandes de toda Europa: Le Rex. Levantado por el adinerado productor Jacques Haïk y diseñado por el arquitecto y decorador francés Auguste Bluysen con la ayuda del arquitecto estadounidense John Eberson, de gran renombre internacional por haber construido más de 300 salas de teatro y cines en varios países.

Pero más allá de sus datos apabullantes y de sus preestrenos en 3D –consulta su cartelera aquí– , hoy quiero hablarte de un tour muy especial que organizan: Le Grand Rex te ofrece una visita única detrás de la gran pantalla para que descubras todos esos rincones que hasta ahora habían estado reservados únicamente a los profesionales de la industria cinematográfica. Y es que en 1998 crearon Les Étoiles du RexLas Estrellas del Rex-, un tour muy entretenido e interesante que quiero recomendar a cualquiera que le guste el cine -y especialmente a niños y adolescentes-. Es apasionante, de veras.

Les Étoiles du Rex, Le Grand Rex, París
Les Étoiles du Rex, Le Grand Rex, París

¿Cuál es la tarea de un proyector? ¿Y un director de cine? ¿Cómo se crea ese efecto en la pantalla? ¿Cuántas estrellas han pasado por el Rex? Todas estas preguntas y muchísimas más encontrarán respuesta tras tu visita a este magnífico cine inaugurado en los años 30 y decorado al más puro estilo art-decó.

Para empezar, antes de comenzar el tour, te llevan hasta el último piso del edificio y proyectan unas imágenes para que conozcas el pasado de este cine, desde detalles de la construcción hasta la inauguración de su famoso techo estrellado al público. Subirás también en un ascensor transparente con una vista panorámica detrás de la gran pantalla que los visitantes comparan con el famoso travelling vertical de Ciudadano Kane de Orson Welles. Después, visitarás la oficina del director, donde descubrirás trofeos, fotografías y documentos súper interesantes para cualquiera que quiera acercarse a la historia del cine. También tendrás acceso a la sala de proyecciones; la sala de los efectos especiales –para alucinar-; el túnel de las estrellas -que a todos deslumbra-; la sala de grabación de audio; y otros lugares más.

Como puedes ver, el tour es súper completo. Además, se realiza en varios idiomas. Entre ellos, en español, claro. Así que si vas a París, además de la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo y el Louvre, ya lo sabes: apúntate al Rex. Llegar hasta aquí es muy fácil, está muy céntrico. Haz click aquí y verás que estarás cerca en cualquiera de tus otras visitas -al los Passages Couverts, a Les Halles o al Pompidou, por ejemplo-.

Además, si tienes la suerte de estar por París en abril, recuerda mirar la agenda por si está celebrándose el Jules Verne Film Festival, de la que el Rex es la sede. Es un festival de cine fantástico y de aventuras. Aquí os dejo el link por si os interesa: http://www.julesvernefestival.com/

Y, si vais en diciembre, asegúrate reservar con antelación tus entradas para la Féerie des Eaux –la Magia del Agua-, un festival acuático con más de mil chorros de agua en escena, ¿dentro del cine? Exacto, tal y como lo has leído. Esto solo podía pasar en Le Grand Rex, ¿verdad?