Skip to content

La Parisienne: premio a la mejor baguette de París en 2016

April 15, 2016

¿Qué hay más típico de París que el cruasán (sí, aceptémoslo, la RAE solo admite esta grafía) y la baguette? Vale, sí, quizás la torre Eiffel…

Pero hoy os quiero hablar del concurso para hacerse con el título a “la mejor baguette de la ciudad” que se organiza en la capital francesa año tras año. Los parisinos están muy orgullosos de que se les reconozca en todo el mundo por su producto estrella, ese que no puede faltar en ninguna mesa: la baguette.

Tanto es así, que el premio a la mejor baguette de la capital gala fue creado en 1994 por la Cámara de Artesanos Panaderos-Pasteleros de la villa de París. Anualmente participan en el concurso varios centenares de artesanos, cuyas realizaciones panaderas tienen que cumplir unas determinadas condiciones: la baguette debe medir entre 55 y 65 centímetros, pesar entre 250 y 300 gramos e incluir 18 gramos de sal por cada kilogramo de harina. Estas características son bastante técnicas, de modo que el jurado también tiene en cuenta la cocción, el sabor, la textura, el olor y el aspecto. El jurado está compuesto de 15 miembros, cinco de ellos son ciudadanos no entendidos en panadería que han ganado su pase al jurado por medio de un sorteo con más de 800 participantes. El resto lo forman un selecto grupo de críticos gastronómicos, entre los que se encuentra el chef del Palacio del Elíseo. Dada la gran calidad y profesionalidad de los 155 participantes de la edición de este año, te puedes imaginar que fue muy difícil escoger al ganador.

Pero ya lo tenemos. O, mejor dicho, los tenemos. Se trata de Mickaël Reydellet y Florian Charles, dueños de la panadería La Parisienne. ¿Y a dónde tienes que ir para saborear una de sus baguettes? Al número 48 de la rue Madame, en el distrito VI de París, muy cerca de los Jardines de Luxemburgo. No te confundas de panadería, porque Reydellet tiene, ni más ni menos, que otras cinco panaderías en París, aunque solo esta ha ganado el Gran Premio a la mejor baguette.

Y ahora te preguntarás qué es lo que ganan los panaderos que se hacen con el título, además, claro está, del orgullo de ser los mejores panaderos de París. Pues bien, los ganadores se llevan a casa 4.000 euros en metálico y la oportunidad de hornear sus deliciosas y crujientes baguettes durante un año entero para el presidente de Francia y el Palacio del Elíseo. No está nada mal, ¿no? Desde luego, seguro que ser el panadero oficial del presidente de la República de Francia queda de lujo en el currículum.

Así que ya sabes, si quieres comer del mismo pan que saborean en el Palacio del Elíseo, acércate a La Parisienne y cómprate la baguette que tiene el honor de denominarse la mejor de todo París. ¡Date un capricho! Seguro que merece la pena. ¡Estaremos encantados de que nos envíes tu propia crítica gastronómica! 😉