París, Viajar

Casi 16 centímetros más pequeña. Con el frío, claro.

Casi 7 millones de visitantes al año, 324 metros de altura que impresionan a cualquiera, un peso total increíble que supera las 10.000 toneladas, 60 toneladas de pintura cada 7 años para tenerla siempre a punto, 1.665 escalones para llegar hasta arriba de todo, más de 20.000 bombillas que la iluminan cada noche… Las cifras de la Torre Eiffel son brutales.

La Torre Eiffel en un frío día de invierno

Aún así, la que más me ha sorprendido son los casi 16 centímetros que la torre llega a encoger en los días más fríos del año. Y es que de todos es sabido que el metal se expande con el calor y se contrae con el frío, ¿verdad?

Esto te puede interesar

¡Comenta!