Skip to content

El segundo funicular más antiguo del mundo, en Budapest

September 18, 2011

Para realizar el recorrido que va desde la Plaza de Clark Ádám -junto al Puente de las Cadenas– hasta lo alto de la Colina del Castillo hay varias opciones, pero la más popular entre los visitantes es el antiguo funicular de Budapest, el segundo más antiguo del mundo –después del de Lyon de 1862-.

Este funicular comenzó a construirse en 1968 y se inauguró el 2 de marzo de 1870 y, en un principio, era utilizado por los funcionarios que trabajaban en el palacio. Hoy, sin embargo, es básicamente para el turismo, por supuesto.

Otra cosa que ha cambiado es su sistema de funcionamiento, ya que aunque en la actualidad es impulsado eléctricamente, en sus orígenes el método era un poco más rudimentario: se accionaba mediante una máquina de vapor y se utilizaba el peso de los trenes que bajaban para impulsar hacia arriba a los que subían.

Más tarde, desafortunadamente, durante la Segunda Guerra Mundial el funicular sufrió graves daños, y quedó inutilizable. Esto hizo que, en el año 1983 volviera a abrir totalmente restaurado según su diseño original

Lo cierto es que vale la pena que realices este pequeño trayecto de 95 metros –y 51 de altura- mediante este entrañable funicular, ya sea de subida o de bajada, pues las vistas son bastante espectaculares y el viaje dura unos escasos minutos. Además, el horario de funcionamiento es bastante amplio, de 7 de la mañana a 10 de la noche, los precios son económicos y el tiempo de espera entre trenes es mínimo. No te lo pierdas en tu visita a Budapest.