Skip to content

Nôtre-Dame au Sablon por Navidad

December 22, 2011

Pasar las Navidades fuera de casa no es lo más común. Pero también es cierto que es una opción que cada vez convence a más viajeros solitarios, parejas independientes e incluso a familias.

De hecho, ayer me escribió Xavi H. -cliente de Play and Tour desde hace ya casi cinco años- para preguntarme sobre qué visitas esenciales hacer en estos días por Flandes y Bruselas. Van a visitar Gante, Brujas -que por cierto tendremos audioguía para verano del 2012- y Bruselas en una semanita. Llegarán allí por avión mañana por la noche y su primer día por la capital de Bélgica será el de Nochebuena. No os voy a contar todo su itinerario pero es muy envidiable, os lo aseguro. Y es que Flandes es un lugar genial para viajar como ellos, en familia. Tienen muchos lugares para que los peques disfruten, incluso en invierno. Algún día entraremos en detalle. Hoy, de momento, solo os voy a hablar de una de las cosas que harán en Navidad en Bruselas: asistir a la famosa Nôtre-Dame au Sablon.

La elegante Nôtre-Dame au Sablon en primavera

Esta fantástica iglesia es uno de los pocos y más bellos ejemplos que quedan en Bélgica construidos en estilo gótico de Brabante -y es uno de los 50 puntos de interés de la audioguía de Bruselas Play and Tour, claro-. Su historia es apasionante y comienza a principios del siglo XIV, aunque la edificación actual data de mediados del XVI.

En Navidad ofrecen dos misas especiales. Una a las 12h del mediodía y otra a las 18h. Y es que estar allí y disfrutar de su sencillo y hermoso interior un 25 de diciembre es impagable. De las 2 misas, la recomendable es la de las 12h, así puedes apreciar las espléndidas vidrieras de 14 metros de altura -que inundan el interior de colores, especialmente cuando el sol está bajo-. Aunque, por otro lado, si acudes a la misa de las 18h -que ya es de noche- la iglesia está iluminada y las vidrieras confieren al lugar una imagen magnífica desde el exterior. Vaya un dilema tiene Xavi 😉

De todas formas, el centro histórico de Bruselas no es inmensamente grande, por lo que podrá volver al meollo de la cuestión en poco más de 10 minutos andando. ¿Al meollo? A la Grand Place me refiero. Allí siempre hay algúl local abierto. Y es que a menudo, en Navidad cierran muchos restaurantes. Pero por la Grand Place y sus alrededores, encontrará unos cuantos abiertos. Incluso por el itinerario marcado, como por la calle Rollebeek, hay varios y variados restaurantes.


Ver mapa más grande

Espero que Xavi y su familia se lo pasen en grande estas fiestas. Y a vosotros, también. ¿Qué menos, verdad? Aún queda un poquito pero: Feliz Navidad.