Skip to content

El majestuoso Palacio de Justicia de Bruselas

October 9, 2012

Si no quedas asombrado por la impresionante grandeza de este edificio es que no tienes sangre en las venas 🙂 De veras, este edificio asombra a todo el que lo visita por sus portentosas dimensiones. ¡Descomunalmente majestuoso!

Concretamente, el Palais de Justice ocupa una superficie de 26.000 m², con una cúpula que se eleva hasta los casi 98 metros, lo que lo convierte en uno de los edificios más grandes de Europa, superando incluso a la mismísima Basílica de San Pedro de Roma. ¡Toma dato!

De hecho, debido a su gran tamaño tuvieron que demolerse más de 3.000 casas para poder construir este palacio. Hecho catastrófico que aún hoy sigue recordándose amargamente por los belgas.

El encargo de esta descomunal construcción vino de manos de Leopoldo II, el más imperial de los reyes belgas, quien contrató al arquitecto Joseph Poelaert para tal menester. Poelaert comenzó las obras en el año 1866, inspirándose en los templos de la antigüedad clásica. Pero, por desgracia, el arquitecto no pudo ver acabada su obra, ya que falleció por agotamiento en 1879, cuatro años antes de terminar la edificación. Este hecho influyó en el acabado final, ya que Poelaert había previsto rematar la construcción con una gran pirámide, elemento muy poco empleado desde los tiempos egipcios. Sin embargo, tras su muerte, el arquitecto que se hizo cargo de la obra decidió colocar, en su lugar, la inmensa cúpula que lo corona. ¿Acierto? ¿O no?

Con todo, la edificación rezuma clasicismo y grandiosidad por todas partes y, en su momento, llegó a convertirse en  símbolo del poderío industrial y cultural del país, todo un emblema y hoy, sede de los tribunales de justicia.

El interior es tan o más imponente y majestuoso que el exterior. La cúpula, alucinante.

Otro dato curioso que todos recuerdan es del siglo pasado, del final de la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes, en plena retirada de Bruselas, decidieron quemar este edificio, entre otros. Y sí, cayó la cúpula. Pero ahí estaban los belgas: en 1947 ya la había reparado y, además, a 2 metros más de alto que la original 🙂

Afortunadamente, parte del Palacio de Justicia de Bruselas se puede visitar a diario de 8h a 17h, excepto los fines de semana y festivos. Mala suerte si estás en Bruselas solo de fin de semana. Eso sí, la entrada es gratis.

Interior del Palacio de Justicia de Bruselas

Podrás visitar el hall principal, la gran escalinata, los pasillos de los dos primeros pisos y también el del sótano para alucinar con las esculturas y demás detalles. Os encantará.