Barcelona

¡La Casa Vicens abre sus puertas!

Casi 150 años después de haber sido construida, la Casa Vicens, edificio emblemático del barrio de Gràcia de Barcelona, ha abierto por fin sus puertas al público para deleite de todos los vecinos, ciudadanos y turistas que hemos tenido que conformarnos durante muchos años de disfrutar de ella solo por su fachada que ¡ojo! no es poco, pero ya teníamos ganas de poder descubrir todas las maravillas que aguarda también por dentro.

Ubicada en la calle Carolinas, la Casa Vicens fue el primer proyecto importante que dirigió Gaudí después de salir de la universidad. Lo construyó bajo petición de un corredor de bolsa que quería una residencia de verano en la Vila de Gràcia, antes de que esta se convertirse en un distrito de la ciudad de Barcelona. Quien lo diría a día de hoy siendo uno de los barrios más populares, concurridos y céntricos de la ciudad, ¿eh?

La Casa Vicens es una de las obras precursoras del modernismo catalán y presenta un estilo muy sorprendente y fantasioso que se inspira en ambientes y motivos orientales, mozárabes y con la naturaleza como elemento fundamental de su ornamentación.

Su fachada está repleta de azulejos decorados con flores de clave de moro y clavellinas que Gaudí encontró en el solar donde se construyó la casa y envuelta por su popular reja de hierro de color negro que representa decenas de hojas de palmito.

El interior está distribuido en múltiples salas con una espectacular ornamentación, donde el colorido y los juegos de luces lo inundan todo. En él, la naturaleza y el confort se unen en perfecta armonía.

La casa la podemos visitar en dos formatos: o por libre, o mediante visitas guiadas en grupos reducidos. El fumadero, la cubierta transitable, la tribuna abierta al jardín, la fuente, o el comedor son espacios que os van a dejar literalmente con la boca abierta.

Además, la reformada y restaurada casa-museo presenta una exposición permanente sobre la propia casa, su historia y la de Gaudí, y exposiciones temporales que van a ir cambiando a lo largo del año.

Así que ya sabéis, si visitáis Barcelona, no os olvidéis de añadir la Casa Vicens  a vuestra ruta por la ciudad donde la Pedrera, la Casa Batlló, la Sagrada Familia, o el Parque Guell son también visitas indispensables y obligadas.

Esto te puede interesar

¡Comenta!