Barcelona

Cómo llegar a Port Aventura desde el Centro de Barcelona

Con el calorcito, los días largos y las jornadas que recordar, ¿qué mejor manera para pasar el día que hacerlo en Port Aventura? Si hay algo que siempre recomiendo cuando alguien viene a Barcelona a pasar unos cuantos días es que, de poder, disfruten de un día en uno de los parques de atracciones más conocidos de toda Cataluña. Tanto si eres de los que le gustan las emociones fuertes y de los que no dudaría en subirse en atracciones como el Dragón Khan o el Shambhala, o de los que prefieren darse un más que recomendable paseo por uno de los parques temáticos con más espectáculos de toda España, seguro que la idea se te antoja exquisita y la mar de entretenida.

Si ya has comprado tu entrada online (algo que en temporada alta es más que recomendable porque se forman unas colas inmensas en la entrada al parque), lo único que te falta es llegar a tu destino. Port Aventura se encuentra aproximadamente a una hora de Barcelona, en Vila-Seca, Tarragona, en la Avinguda Alcalde Pere Molas s/n.

En coche:

Es rápido, pero también algo pesado. Te da la libertad de poder irte del parque sin depender de los horarios de cierre de la estación de tren más cercana, pero suelen crearse colas y algunas plazas de aparcamiento están algo alejadas del recinto. Como recomendación: ir temprano, mucho antes de la apertura de las puertas del parque de atracciones.

El precio del estacionamiento es el siguiente:

• Coche: 12€

• Coche (zona preferente): 14.50€

• Motos: 3.50€

• Caravanas y camiones: 10€

En tren:

Como recomendación, coger el tren en la Estació de Barcelona Sants. El precio del billete sale aproximadamente a 7.55€ y el trayecto dura una hora y media. El nombre de la estación del parque tiene su mismo nombre Port Aventura, así que no hay pérdida llegado el momento de tener que apearse del tren. De la estación al parque son unos veinte minutitos a pie, está muy cerca y muy bien señalizado, y aunque parezca que tienes que andar una eternidad, de verdad, está a dos pasos mal contados.

Es una manera rápida de llegar al parque, pero viene bastante ligada a los horarios de cierre de la estación de tren, así que antes de emprender tu trayecto, recuerda cerciorarte de que llegarás a la estación tras tu salida al parque, viajero 😉

Así que ya sabes, una opción distinta, divertida y entretenida para pasar un día o dos de tu estancia en Barcelona, es la de pasarte por este conocido parque de atracciones 🙂

Esto te puede interesar

¡Comenta!