Barcelona

El laberinto de la película ‘El Perfume’ está en Barcelona

Este fin de semana me acerqué con unos amigos al Laberint d’Horta a pasar la tarde y, literalmente, perdernos por las entrañas del laberinto. Sí, he escrito perdernos porque fue lo que nos pasó, mucho nos pese a nosotros y a nuestro ego aventurero, ninguno tuvo la suerte de llegar al centro del laberinto sin rehacer los pasos un mínimo de cinco veces. Tenemos el instinto de supervivencia algo atrofiado, o, mejor dicho, eso de ubicarnos se nos da un pelín mal, ¡pero da igual! Lo divertido que fue y las risas que nos echamos fueron de diez.

Aprovechando entonces los recuerdos del sábado, hoy vengo a hablaros del Parque del Laberinto de Horta, al que podéis acceder por 2’23€ (miércoles y domingos la entrada es gratuita) de diez de la mañana a ocho de la tarde (del 1 de octubre al 31 de marzo hasta las siete). Este parque es el más antiguo y mejor cuidado de toda la ciudad de Barcelona y está ubicado cerca de la parada de metro de Mundet (línea 3/línea verde), en lo que antiguamente fue la finca de la familia Desvalls.

El marqués Joan Antoni Desvalls, junto con el arquitecto italiano Domenico Bagutti, diseñó un jardín que empezó a construirse a finales del siglo XVIII y que se amplió a mediados del siglo XIX. Escenario de veladas tanto culturales como sociales, pasó de ser centro de reunión de las altas esferas catalanas a caer en desuso hasta que a comienzo de los años 70 el Ayuntamiento de Barcelona abrió los jardines al público después de hacerse con los terrenos. Años después, y gracias a la concesión de una dotación económica por parte de la Unión Europea, el parque pudo restaurarse en profundidad, quedando el espacio como un jardín-museo al que miles de personas han acudido ya a pasar alguna que otra velada.

El parque está dividido en tres, tres niveles escalonados que no debes perderte bajo ningún concepto. En la terraza superior, un pabellón construido en honor a las nueve musas y que está coronado por una escultura que representa tanto la naturaleza como el arte. En el segundo nivel, dos templetes de columnas toscanas con estatuas de Artemis y Danae de un estilo italiano que ayuda a enfatizar ese aire neoclásico del que está impregnado todo el laberinto. Es en el tercer y último nivel en el que nos encontramos el famoso laberinto del que recibe el nombre el parque. Formado por cipreses recortados, y de una altura de más de dos metros de alto, el recorrido de este laberinto no es tan sencillo como en un principio puede parecer.

Como recomendación, sobre todo si vas con más gente, jugad a ver quién llega antes al centro, ya sea por equipos o individualmente, la diversión está asegurada 🙂 Además, podéis recrear una famosa escena de la película de ‘El Perfume’, rodada exactamente en esta localización. ¿No sabes de cuál te hablo? Aquí te dejo el pequeño fragmento en el que puedes disfrutar del Laberinto de Horta.

Esto te puede interesar

¡Comenta!