Roma, Viajar

Mammma mia, qué hambre…

En plena operación bikini… ¡yo solo puedo pensar en los espaguetis que nos comimos en Roma!

Si estás cerca de La Fontana de Trevi y te entra hambre, estás de suerte. A la vuelta de la esquina tienes la Spaghetteria L’Archetto. Simplemente nos encantó.

Casi nos dio un patatús tener que elegir ¡entre más de 100 platos de pasta! que hay en la carta.

Mis peques lo tenían clarísimo: Carbonara. Por cierto, una de las mejores que he probado 🙂 Con huevos, panceta y pecorino… (Prometo hablaros otro día de la mejor Carbonara que he probado del mundo mundial… Shhhh, es un secreto. Lo dejo para mi próximo post)

Al final me decanté por The Bomb con brócoli, panceta ahumada, ajo, pimienta y queso… ¡sublime!

Y ¿cómo no?, también probé la de mi pareja. Y es que en nuestra familia somos así, siempre probamos todo lo de todos 😛 Cuando nos traen los platos se monta un lío de manos y tenedores que vamos…

Bueno, mi marido se decidió por un plato que está en el apartado “I peccati di gola” de la carta. El nombre lo dice todo, algo así como el pecado de la gula… Pues bien, eligió los Spaguetti Cardinali, una pecaminosa salsa con nata, tomate y crema de alcachofas con trufa… es-pec-ta-cu-lar.

Después de haber comido como campeones (también habíamos caminado como campeones todo el día)... ¿nos íbamos a privar del postre?

Después de haber comido como campeones (también habíamos caminado como campeones todo el día)… ¿nos íbamos a privar del postre?

Ahhh, y por cierto… nos zampamos unos deliciosos postres para que ayudarán a bajar la comida… Entre pecho y espada, un Tiramisú, una panna cotta y una Torta de la Nonna (pastel de la abuela) deliciosa con crema y piñones… y sí, sabía de lo más casera, como si la abuela la hubiera hecho con mucho amor bien pronto por la matina.

Los platos de pasta salen entre 8 y 9 euros. Y los postres a unos 5 euros aproximadamente. ¡Tienes que ir!

Abren cada día a las 12:00h. Y si no eres muy de pasta, tranqui, en el restaurante encontrarás otros platos como pizza, pescados, carnes… Recuerda que los italianos la pasta la comen de primer plato, ¿eh?

Cómo llegar a la Spaghetteria L’Archetto de Roma:

Esto te puede interesar

¡Comenta!