Londres, Viajar

“Este es mi nuevo prefe…”

En palabras de mi hijo, este museo es mi nuevo “prefe” en Londres: El Museo Antropológico Horniman.

Lo descubrimos por casualidad, pues unos amigos se casaron ahí… y definitivamente nos ha encantado 🙂

¿Por qué? Porque es como volver atrás en el tiempo, porque es como yo recordaba los museos de pequeña, porque solo el edificio ya vale su visita, porque está muy preparado y pensado para las familias, porque tiene unos jardines geniales, porque tengo un estupendo recuerdo de una merendola con mis peques en su preciosa cafetería…. Y porque si te vienes con tus peques, lo entenderás.

Este museo esta en uno de esos museos

El museo está en uno de esos edificios de los de antes: grandes, sólidos, monumentales… y hasta con una torre con reloj de las que bien valen la pena fotografiar.

En los jardines del museo está en Horniman Museum Conservatory... ¿adivinas por qué mucha gente elige este lugar para darse el

En los jardines del museo está en Horniman Museum Conservatory… ¿adivinas por qué mucha gente elige este lugar para darse el “sí, quiero”?

En tiempos de tanta tecnología e ingenio en la forma de exhibir las colecciones en los museos, es un gustazo volver atrás en el tiempo y visitar un museo tradicional. Donde se pueden ver las piezas en las tradicionales vitrinas, sin ordenadores ni pantallas táctiles. De alguna forma, te permite darles una clase de historia a tus peques, paseando por sus salas y observar los objetos exhibidos con sus tarjetas escritas a máquina, de cómo se fueron estudiando y catalogando los especímenes mostrados. Y es que este es un museo como el de las películas de los primeros aventureros y exploradores. La mayoría de los especímenes fueron recogidos hace más de 100 años durante los períodos victoriano y eduardiano, donde naturalistas y coleccionistas salían a explorar el mundo.

¿Dónde sino se puede ver un Dodo? Es de las pocas oportunidades de ver esta ave, extinta a finales del Siglo XVII. También encontrarás el residente más famoso del museo, la “legendaria” morsa Horniman.

El Museo Horniman te ofrece la oportunidad de ver un dodo... Disecado, claro. El hombre acabó con ellos en el siglo XVII :(

El Museo Horniman te ofrece la oportunidad de ver un dodo… Disecado, claro. El hombre acabó con ellos en el siglo XVII 🙁

Animales disecados, arte africano, una sala de la música en la que puedes admirar más de 1.300 instrumentos musicales originarios. ¡Y hasta puedes visitar un acuario!

El museo está especialmente preparado para recibir familias. Además, está ubicado en un amplio y magnifico jardín en el que puedes pasear por sus senderos… y también el animal walk, donde puedes contemplar alpacas, cabras, ovejas, conejillos de indias, conejos, pollos… ¡de cerca!

También tienen talleres y actividades para los peques; un hermoso pabellón de cristal (es por él que muchas parejas celebran su boda aquí); y una pequeña tienda.

La entrada al Museo y Jardines es gratuita, aunque hay un pequeño cargo para entrar al acuario y en algunas exposiciones temporales. Evidentemente, van renovando algunas salas y, por ello, algunas pueden estar cerradas.

Sí, sé que está un poco más alejado de lo habitual, pero es fácil llegar y su visita bien vale la pena. Aquí os dejo un resumen de los detalles prácticos:

Cómo llegar al Museo Horniman de Londres

  • Lo más fácil es ir en tren. El museo está a 5-10 minutos a pie de la estación de tren Forrest Hill

Horario del Museo Horniman de Londres

  • Cada día: de 10h a 17:30h
  • Cerrado el 24, 25 y 26 de diciembre
  • El Café abre de 9:30h a 17:30h
  • Los Jardines abren de lunes a sábado de 7:15h hasta el anochecer

Precio del Museo Horniman de Londres

  • Gratis para todos

Esto te puede interesar

¡Comenta!