París, Viajar

¿Amor? ¿Dinero? ¿Salud? Descubre los rituales del Km 0 cero de París

El kilómetro cero de París (point zéro en francés) está en un lugar muy, pero que muy céntrico junto a la entrada de Notre Dame (haz click aquí). Como ves en la imagen de cabecera del artículo, es una estrella octogonal de bronce en el suelo que marca el centro de París y, evidentemente, el lugar desde donde se miden las distancias de todas las vías nacionales de Francia.

A menudo el lugar pasa desapercibido para el turista, que suele estar embelesado mirando la fachada principal de Notre Dame… pero quien mira al suelo, lo encuentra. Y, además, una vez han dado con el kilómetro cero, algunos realizan extraños rituales forjados en leyendas urbanas sin demasiado fundamento. Te cuento…

¿Quieres amor eterno?

Si estás visitando París con tu pareja y quieres estar con él/ella para toda la eternidad (¡ojo!, piénsalo bien), puedes pasear junto al Sena y recitarle poesía, poner un candado en algún puente (en el Arts ya no se puede), seguir alguna de estas 10 recomendaciones románticas o también puedes hacer este pequeño y fácil ritual que te contamos. Tenéis que poneros de pie sobre la estrella del kilómetro cero y besaros. Así de fácil. Amor eterno para ti 🙂

¿Quieres pedir un deseo?

Solo tienes que dar tres vueltas en sentido de las agujas del reloj alrededor del kilómetro cero manteniendo un pie dentro y otro fuera de la piedra que rodea la estrella. ¡Ale! Tu deseo se cumplirá.

¿Quieres tener dinero?

Es curioso encontrar la estrella octogonal rellenita de monedas. ¿Por? Porque algunos la utilizan como si fuera un poco de los deseos y piden dinero. Bueno… y trabajo. Y salud. Y esas cosas que se suelen pedir a los pozos de los deseos.

¿Quieres volver a París?

Ponte encima de la cruz del kilómetro cero y, según dicen, volverás de nuevo a la ciudad de la luz.

No tengo ni idea si alguno de estos rituales funcionan o no. Por las dudas, en mis viajes a París, procuro hacerlos todos… ¿Y si alguno funciona? 😉

Esto te puede interesar

¡Comenta!