Mykonos, Viajar

¡Atención! Suelo resbaladizo… en Little Venice, Mykonos

En más de una ocasión os he hablado de las virtudes de Mykonos y, muy en concreto, del espectacular barrio llamado Little Venice (Pequeña Venecia) Y es que este lugar está repleto de rincones apasionantes donde dejarse caer a tomar un cafecito, una copita de vino o lo que se tercie… pero siempre junto al intenso azul del mar Egeo.

Por eso, los dueños de los locales aprovechan cualquier rinconcito para poner sillitas y mesitas. Una aquí. Otra allá. Dos más en la curva. Otra en las escaleras. Dos más en un balconcito. Otras cuatro en la casa de la tía. Quince más en el piso de arriba… Y hacen bien. Los turistas harían lo que fuera para tomar algo en un lugar tan idílico 😛

Si no es un hotel es un piso turístico. Si no es un piso turístico es un bar. Si no es un bar es un hostal...

Si no es un hotel es un hostal. Si no es un hostal es un apartamento turístico. Si no es un apartamento turístico es un restaurante. Si no es un restaurante es un bar… Cualquier metro cuadrado de este barrio está aprovechado para el disfrute del turista.

Y como Mykonos es conocida por ser la isla de los vientos (de ahí los famosos molinos), os podéis imaginar que el apacible y tranquilo barrio de Little Venice, con sus casas edificadas y colgando junto al mar, a menudo es azotado por las olas del Egeo. Li-te-ral-men-te.

El mar Egeo golpea Li

¿A ti también se te ocurriría tomarte un cafecito en una de estas mesas? ¿Y si viene una ola? Este paseo de Little Venice siempre está resbaladizo 🙂

Este estrecho y corto paseo junto al mar suele convertirse en una de las atracciones más curiosas de Little Venice, Mykonos

Este estrecho y corto paseo junto al mar suele convertirse en una de las atracciones más curiosas de Little Venice, Mykonos, lo que no quita que haya mesitas y sillas para tomarte algo, jeje

Para ser más exactos, hay una parte de Little Venice de Mykonos en donde el paseo queda junto al mar y casi siempre está mojado… lo que hace que los turistas esperen a pasar poco después de golpear una ola porque luego viene otra más, claro. Y pasan este pequeño tramo rápidamente. Bueno, rápidamente pero con cautela. Me refiero a ese andar rápido de pato, ese andar que uno hace cuando quiere ir rápido pero con la certeza de no resbalar…

Además, has de tener en cuenta que suelen haber más turistas esperando a pasar o tomando algo en las terracitas, con lo que no quieres quedar en ridículo si das con tus posaderas contra el suelo. Para hacerlo más complicado aún, ten en cuenta que casi todo el mundo va en chanclas. Y ya para hacer el doble mortal con tirabuzón hacia atrás… espérate a última hora, cuando más de uno lleva 3 copas de vino encima… Más de uno cae de culo, sí.

Pero tranquilos, es cero peligroso. He visto alguna caída tonta, pero nunca nadie caerse al mar. Y no, aquí no cubre 😛

Esto te puede interesar

¡Comenta!