Play & Tour, Viajar

La Europa de Disney

El otro día leí una entrevista al famoso humorista Arturo Valls (presentador de ¡Ahora caigo! e intrépido reportero del famoso Caiga Quien Caiga de finales de los noventa), y me hizo reflexionar un poco acerca de los viajes con niños. Él comentaba muy orgulloso que viajaba con su hijo de 8 años, pero llegados a un punto de la entrevista se preguntaba si su hijo recordaría unos años más tarde todos los países que había recorrido en su tierna infancia. Supongo que esta es la gran pregunta que se hacen todos los padres que viajan con sus hijos pequeños. Probablemente, aunque no recuerden tan bien como los adultos los detalles de los viajes, estoy convencida de que recuerdan algunas anécdotas mucho mejor que nosotros y, claro está, que la experiencia vivida, la aventura y el contacto con otras culturas deja mella en ellos.

Pero leer esta entrevista me hizo pensar inmediatamente en la factoría Disney y en la de viajes que nos hemos pegado de pequeños y, eso sí, sin movernos del sofá. Puesto que la filmografía Disney es muy extensa, me voy a centrar en las películas con un escenario europeo. A lo que me refiero es que nuestro imaginario viajero empieza mucho antes de hacer las maletas y recorrer nuevos mundos. Y sino, ¿cómo se explica que mucho antes de que pusieras los pies en París ya supieras que ahí se encontraba la Torre Eiffel y la Catedral de Nôtre Dame? ¿No se te ha pasado por la cabeza que quizá lo aprendieras viendo Los Aristogatos, El jorobado de Nôtre Dame o, para los de las generaciones más jóvenes, Ratatouille? Disney nos ha mostrado lo más emblemático de las capitales europeas y con sus personajes hemos recorrido las pintorescas calles de París, los parques de Londres o los paisajes más salvajes de Escocia. Hoy te propongo que refresques un poco tu memoria y vuelvas a tu más tierna infancia para recorrer Europa de la mano de Disney. 🙂

Los Aristogatos

Este clásico del sello Disney se sitúa en el París de 1910. En sus tejados nace el jazz, que todos quieren tocar, desde los gatitos más refinados a los más callejeros. En esta cinta se retrata París con la delicadeza de las acuarelas que se venden en Monmartre.

aristogatos-paris

Brave

Las bellísimas Highlands escocesas ponen el verde en Brave, y parece que los menhires de Calanais de la isla de Lewis, el fértil valle de Glen Affric y el castillo de Dunnottar casi se pueden palpar en esta inspiradora película.

brave-highlands-escocia

101 Dálmatas

Londres es una de las ciudades que más aparecen en las películas Disney. Este film rinde homenaje a los parques de Londres, en particular al Regent’s Park, y también a sus casas victorianas, donde viven sus protagonistas.

101-dalmatas-parques-de-londres

La Bella Durmiente

¿Sabías que el castillo de la Bella Durmiente existe? Este fabuloso castillo con el que muchas de nosotras hemos soñado de pequeñas está basado en un castillo real que se encuentra en la región alemana de Baviera. Se trata del castillo de Neuschwanstein, erigido a finales del siglo XIX por órdenes de Luis II de Baviera, siguiendo un estilo medieval con toques románticos. El resultado es tan espectacular que parece hecho a propósito de Disney. No me extraña que al final el universo Disney se lo haya apropiado y haya hecho de su contorno, su marca.

castillo-walt-disney-bella-durmiente

Hércules

Ambientada en la Antigua Grecia, Hércules narra las aventuras y desventuras del hijo de Zeus, el padre de los dioses en la mitología griega. Para la escenografía se eligió la antigua ciudad de Tebas.

localizacion-pelicula-hercules-disney-antigua-tebas

El jorobado de Nôtre Dame

El jorobado de Notre Dame ha dado escenas del París medieval de las que ponen los pelos como escarpias. Su recreación de catedral es una de las lecciones de historia del arte que con más cariño recordamos.

el-jorobado-de-notre-dame-catedral-de-notre-dame-paris

Mary Poppins

Y otra vez estamos en Londres para localizar la historia de la niñera más mágica y encantadora de todos los tiempos. Hace unos días os propusimos un recorrido por el Londres de Mary Poppins, pero si tengo que quedarme con una localización, sin duda me quedo con la escena de la vendedora de palomas en la catedral de San Pablo. Simplemente entrañable.

mary-poppins-sobrevuela-londres

Ratatouille

Creo que Ratatouille nos ha dado el mejor atardecer de París que se pueda tener en una película de animación. Y todo visto desde la perspectiva de un glotón ratoncito. Pero no solo nos ha reflejado el skyline parisino, sino que esta película se ha centrado mucho más en los sabores y especialidades culinarias parisinas: baguettes, sopas… y por supuesto, ¡ratatouille!

ratatouille-paris-disney2

Peter Pan

Y terminamos con una última referencia a Londres. ¿Recuerdas cuando Peter Pan, Wendy y los demás emprenden el vuelo y se posan sobre las manillas de un reloj? Seguro que lo reconoces a la perfección, pues se trata, ni más ni menos que del Big Ben, todo un símbolo londinense.

peter-pan-big-ben

 

Teniendo estas referencias, ¿qué niño puede olvidarse de un viaje? Es más, aún lo recordarán con más ahínco al darse cuenta que descubren el mundo real que se esconde tras la fantasía de sus películas favoritas.

Esto te puede interesar

¡Comenta!