Nueva York, Play & Tour, Viajar

Expansión: una obra de arte muy reflexiva en Brooklyn

Muchas veces no hace falta ir a ningún museo para encontrarte verdaderas obras de arte. Si eres observador y te fijas bien en las fachadas de los edificios, las fuentes y algunas esculturas que decoran las calles de nuestras ciudades, te darás cuenta de que la calle es, precisamente, la mejor galería de arte. En este blog hemos dado buena cuenta de ello y te hemos enseñado paredes llenas de color derrochando estilo propio, barrios pintorescos donde los haya y esculturas la mar de curiosas. No sé si a todo esto se le puede llamar arte urbano, puesto que este término suele ir asociado con las pinturas hechas sobre paredes y muros callejeros. Pero, en cualquier caso, en el sentido estricto de la palabra, todo lo que decora nuestras calles debería ser arte urbano… ¿Qué por qué te vengo con todo este cuento? Pues en realidad todo viene a raíz de mi estupefacción al ver por primera vez Expansión, una escultura de bronce resquebrajada y con iluminación interior, de la escultora estadounidense Paige Bradley.

expansion-londres

“Desde el momento en que nacemos, el mundo ya tiene un recipiente listo para que encajemos en él: un número de la seguridad social, un género, una raza, una profesión o un coeficiente intelectual. Me pregunto si estamos más definidos por el recipiente que nos envuelve que por lo que realmente somos en nuestro interior. ¿Nos reconoceríamos si nos pudiéramos expandir más allá de nuestros cuerpos? ¿Seríamos capaces de existir si nos despojáramos de ese recipiente?”

Esta es la reflexión que se hizo la artista en la fase de creación de esta particular y desgarradora escultura. Una reflexión que concluyó con la escultura tal como la vemos a día de hoy: una obra agrietada, que se reinventa a sí misma en una especie de patchwork de bronce. La escultura representa a una mujer meditando en posición de loto y fue creada por Paige Bradley en 2004, tras mudarse al barrio de Brooklyn, en Nueva York. A pesar de que muchos piensen que la obra de Paige ha sido fruto de un accidente, la misma artista nos confirma todo lo contrario. Estuvo moldeando con yeso la figura de una mujer meditando durante meses y, una vez la tuvo perfectamente terminada, ella misma la tiró al suelo con fuerza y la rompió en mil pedazos. Aunque al principio se asustó al ver lo que había hecho, poco a poco fue recogiendo cada uno de los fragmentos en los que quedó reducida la escultura y los reprodujo en bronce, prestando especial atención en que quedaran grietas entre cada una de las piezas al hacer el montaje de la escultura final. Para dar por terminada su obra de arte, precisó la ayuda de un especialista en iluminación, que fue el encargado de crear un sistema de iluminación en el interior de la escultura, para conseguir este efecto lumínico actual.

expansion-londres-2

‘Expansión’ con el skyline londinense al atardecer de telón de fondo

Con Expansión, la artista muestra al ser humano como un ser cuyo destino principal era buscar la conexión, pero sólo encontró la alienación. Expansión, la escultura fragmentada, se convirtió en un símbolo de la lucha contra los límites auto infligidos que esconden la grandeza de todos los pensamientos.

Seguro que te han entrado ganas de ver el efecto hipnotizador que tiene esta escultura en persona, así que ahora mismo te desvelo su ubicación. Pese a que en su origen se ubicó en Brooklyn, donde fue concebida (en el Brooklyn Bridge Park), actualmente se encuentra en una colección privada de Nueva York. Ahora bien, la autora ha impulsado una campaña para que se devuelva la escultura a su ubicación original de forma permanente. A lo largo de estos años, la escultura ha estado de gira y la hemos podido ver hasta en Londres. 😉 Espero que para cuando tú vayas a Nueva York, la puedas encontrar en Brooklyn, el lugar que la vio nacer y al que pertenece.

expansion-henely-festival-reino-unido-2014

‘Expansión’ en el Henely Festival de Henely (Reino Unido), en 2014

Esto te puede interesar

¡Comenta!