Play & Tour, Praga, Viajar

En Praga las esculturas también hacen pis

¡Hola viajero!

Si hablamos de estatuas meonas, rápidamente nos viene a la cabeza la famosa figura del niño meón bruselense, el Manneken-Pis. No hace mucho os descubrimos un par de estatuas que tampoco dudan en mostrar sus vergüenzas y echar una meadita en la ciudad belga, aunque en estos dos últimos casos, solo Jeanneke-Pis le hacía competencia como fuente. Pero estos dos pequeños meones si que tienen competencia en Praga.

Hace no mucho te hablé de una de las figuras de David Černý, la inmensa cabeza de Kafka que no para quieta. Pues bien, el artista checo ha llegado a exponer un montón de sus obras por las calles de la ciudad y hay una escultura suya, ubicada justo delante del Museo de Franz Kafka, que da mucho de qué hablar: Piss. Esta escultura de bronce representa a dos hombres orinando sobre lo que es una base con la forma del país, un dato bastante chocante e incluso despectivo a ojos de muchos ciudadanos praguenses.

Dentro de la estética bizarra que acompaña a la gran mayoría de esculturas del artista, ésta, al igual que la inmensa cabeza ubicada en el centro de negocios de Quadrio, también se mueve. Los dos hombres tienen la zona pélvica en movimiento constante y de esta forma van trazando, sobre la superficie de agua sobre la que se yerguen, diferentes frases de personajes checos famosos. Hasta no hace mucho, podías ser partícipe de lo que estos dos individuos dibujaban con sus chorros de agua enviando un sms al número de teléfono que aparece grabado en la base de la escultura.

Así que ya sabes, viajero, si paseas por el centro de Praga y tus pies te llevan al Museo Kafka, no dudes en entretenerte un rato en admirar esta atípica escultura que lleva creando controversia entre los habitantes de la ciudad desde 2004 😉

Esto te puede interesar

¡Comenta!