LALIst, Play & Tour, Viajar

LALIst: 10 tradiciones y supersticiones de Fin de Año

En España no hay hogar que no se tome las 12 uvas de la suerte al son de las 12 últimas campanadas del año. Pero lo cierto es que, el 31 de diciembre, en cuanto el reloj marca la medianoche, millones de personas alrededor del mundo celebran la entrada al Año Nuevo de maneras distintas. ¿Conoces las costumbres y supersticiones que se repiten en Nochevieja en otros países? Hoy te presentamos algunas de las tradiciones más originales, estrambóticas, sorprendentes y singulares con las que nos hemos encontrado.

1. Las uvas de la suerte en España

Cuando entramos en el último minuto del año, todas las familias de España tienen puesta la vista en la Puerta del Sol de Madrid, desde donde se retransmiten en directo las 12 campanadas más famosas del año. Con cada una de las campanadas, tal como manda la tradición, hay que comerse una uva y, sobre todo, no atragantarse y poder empezar el año con salud y, por encima de todo, con mucha suerte. Esta misma tradición se repite también en algunos países de Latinoamérica, aunque en su caso la retransmisión quizá se haga desde una cálida playa…

El origen de esta práctica se remonta 103 primaveras atrás, cuando en 1909 hubo un excedente de cosecha y en las casas se aprovecharon las uvas para tomarlas la última noche del año. Algunas referencias apuntan a que, incluso en el siglo XIX, los burgueses ya habían instalado la costumbre de tomar este producto para dar la bienvenida al nuevo año.

Bottle of champagne with twelve grapes of luck

2. Fideos y lechuga: un manjar de Nochevieja en China

Y el menú de Nochevieja en China se compone de… (redoble de tambores)… ¡fideos! En China los fideos son un símbolo para una larga vida, debido a su longitud. Ahora bien, la cosa se complica un poco porque deben comerlos sin romperlos, puesto que se supone que cortarlos o romperlos en trozos pequeños atrae a la mala suerte. Y además de los tradicionales fideos, la lechuga juega un papel esencial en la cena de Nochevieja en China. Esta tradición proviene del parecido entre las palabras lechuga y “suerte” en cantonés, así que en el Año Nuevo Chino las hojas de lechuga se usan para hacer envoltorios con otros alimentos de la suerte.

Ingredients of Asian cuisine - rice noodles, leek, lettuce, red hot pepper on a dark wooden background

3. Un plato de lentejas en Italia

Y he aquí otra tradición gastronómica. Como ya sucede en otros países, en Italia se asocia la forma de algunos alimentos, en este caso las lentejas, con la prosperidad económica. Es por eso que los italianos despiden el año con un buen plato de lentejas, que con su forma redonda recuerdan a las monedas. De esta forma se aseguran un año lleno de prosperidad y abundancia. ¡Así que a comer lentejas se ha dicho! ¡Cuantas más comas, mejor!

pork sausage with lentils

4. En Dinamarca, romper platos está bien visto

En España, cuando decimos de alguien que “parece que no ha roto un plato” nos referimos a una persona que, bajo la apariencia de mosquita muerta, ha hecho alguna fechoría. Pues bien, si estuviésemos en Dinamarca en Nochevieja podríamos decir a voz en grito y a mucha honra que hemos roto muuuchos platos, porque según las creencias de este país escandinavo, el día 31 de diciembre no solo está permitido, sino que se espera de ti que rompas la vajilla entera para llamar a la buena suerte. Los daneses guardan vajillas enteras nuevecitas a estrenar para romperlas el último día del año en el portal de su casa o de las casas de sus vecinos y amigos. Cuantos más platos rotos te encuentres en la puerta de casa, mayor será tu fortuna en el años venidero.

White plate lies broken on the floor.

5. Italia y España: ¡a llevar ropa interior de color rojo!

Hay una superstición de Fin de Año que compartimos italianos y españoles. Y es que tanto da si la prefieres con encaje, con pedrería, estampada o lisa. Tú eliges qué estilo va más contigo, pero de lo que no te puedes librar es del color rojo. En Nochevieja, si quieres empezar un año “con el corazón contento y lleno de alegría” como cantaba Marisol, tienes que ponerte ropa interior de color rojo. Como casi todas las tradiciones, tiene un origen un tanto disperso y confuso. No hay ninguna fuente fiable que determine categóricamente por qué y cuándo nació esta costumbre que está totalmente arraigada tanto en España como en Italia. De lo que no cabe duda, según manda la tradición, es que portando este color bajo la ropa no faltará el amor ni la pasión durante el nuevo año que comienza.

red underwear on desk

6. Besos en Estados Unidos

La tradición más romántica la encabeza Estados Unidos, un país donde no puede faltar el beso de medianoche. Aunque no se conoce con precisión el origen de este rito, hay explicaciones para todos los gustos. Los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad. Seguro que en alguna película de Navidad has visto la escena en la que los protagonistas se besan bajo unas ramitas de muérdago o en pleno Times Square al entrar en el Año Nuevo.

Young couple kissing on New Year's eve. Fireworks in the background.

7. Fundir plomo para predecir el futuro en los países nórdicos

En Alemania, Austria y otros países nórdicos como Finlandia, la tradición manda fundir una figura de plomo al calor de una vela. Una vez que ha perdido su composición original, el plomo se lanza en un cubo de agua fría para que vuelva a recuperar consistencia y, en función de la forma que coja, se predicen buenos augurios o no. El proceso de adivinación sigue los mismos pasos que la lectura de los posos del café.

Bleigiessen

8. Hacer sonar las campanas en Japón

Al otro lado del charco, concretamente en Japón, el Año Nuevo también se celebra por todo lo alto y a toque de campanada… pero no doce. En Japón es tradición hacer sonar hasta 108 veces las campanas de los templos budistas. Esta tradición recibe el nombre de «joya no kane», y el pueblo nipón cree que con cada tañido del metal se esfuma uno de los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente, evitando así caer en la tentación de llevarlos a cabo. Entre estos pecados estaría la ira, la envidia o el deseo.

Kyoto, Japan-November 24, 2015.

9. Puntualidad británica

Que los británicos se toman eso de la puntualidad muy en serio no es ningún secreto. Pero te sorprenderá saber que llevan esa ‘obsesión’ por el reloj hasta el extremo y les acompaña incluso en el último día del año, en lo que se conoce como el “first footing”. Esta costumbre consiste en ser el primero en visitar a familiares o amigos después de que hayan dado las campanadas de medianoche. La persona que llegue antes a la casa de la celebración será la portadora de la buena suerte durante el resto del año.

londres-bigben1

10. Pasear con una maleta vacía en México, Colombia y Venezuela

Y para el final hemos reservado una de las supersticiones que más nos ha gustado a todo el equipo. Según aseguran en estos tres países latinos, si en Nochevieja das un par de vueltas alrededor de tu manzana con una maleta vacía, te asegurarás un año repleto de viajes y aventuras.

Y es que, hay una cosa que está clara y es común en todos los países: el último día del año está cargado de supersticiones. Así que si estás de viaje en Nochevieja, entérate bien de qué tradiciones tienen reservadas para la última noche del año si quieres empezar el año con buen pie. Si es que ya lo dice el refranero popular: “Allá donde fueres, haz lo que vieres”.

Travel suitcase with stickers. Clipping path included. Computer generated image.

Esto te puede interesar

¡Comenta!