Londres, Play & Tour, Viajar

Fortnum&Mason: una parada obligatoria para el ‘afternoon tea’

Las lluviosas tardes de domingo, tan típicas en estos meses otoñales, no tienen por qué ser sinónimo de peli y mantita. Al menos, no siempre. Hoy te propongo un plan perfecto para una tarde de estas en la capital británica. Así que coge el paraguas, cálzate las botas de agua y apéate en Green Park o Piccadilly Circus. Es la hora del afternoon tea y hoy toca hacerlo en un lugar con solera: hoy nos vamos a Fortnum&Mason, una gran casa victoriana reconvertida en supermercado de lujo, reconocida por sus dos grandes salones de té. Tal es el prestigio y la tradición del afternoon tea de Fortnum&Mason que ha recibido una mención especial en los premios Afternoon Tea Awards 2016, que premian a los mejores salones de té de Londres.

Fortnum’s (forma abreviada con la que los londinenses se refieren a este palacio para los foodies más exquisitos) lleva más de 300 años comercializando té (desde 1707 exactamente), y con el tiempo se ha convertido en todo un templo no solo para comprar esta bebida algo amarga indispensable en la dieta británica, sino también para degustarla. Si eres de los que disfruta con una buena taza de té humeante servida como manda la tradición, no deberías faltar a tu cita con el té en los salones de Fortnum’s. Eso sí, si quieres asegurarte una mesa cuando vayas, mejor reserva con un poco de antelación. La hora del té se ha convertido en todo un icono de la cultura británica, y no son pocos los que quieren disfrutar de un momento tan especial y de tan larga tradición. Si te estás preguntando a qué hora se suele tomar el afternoon tea, te tengo que decir que la respuesta es un poco amplia. Aunque hay quien puntualiza que es a las 4 de la tarde, lo cierto es que la franja horaria es más amplia: entre las 3 y las 5 de la tarde se considera de lo más oportuno. Y ahora, ¿quieres saber más sobre los salones de té de Fortnum’s?

The Diamond Jubilee Tea Salon es un espacio reformado e inaugurado en 2012 por la Reina de Inglaterra. Lo encontrarás en la cuarta planta y es el salón de té por excelencia de Fortnum’s. Pero aquí no se vive exclusivamente del té, sino que si echas un vistazo a la carta podrás encontrar suculentos platos con los que saciar tu apetito. La cocina abre a las 12 del mediodía y funciona ininterrumpidamente hasta las 7 de la tarde (las 6 los domingos). La ceremonia del té, con su selección de bocaditos salados y pastitas dulces te saldrá por unas 45 libras (unos 50-55 €). La exquisitez se paga, pero si tienes en cuenta que podrás coger tantos pastelillos del carro de postres como quieras, que una tetera da para más de una taza de té y que tendrás un asesor de tés para ti solito, creo que merece la pena. Y es que la atención que recibirás por parte de los empleados de Fortnum’s es simplemente impecable. Mejor, imposible. Además, en Fortnum&Mason elaboran sus propias mezclas de té, con lo cual tienes la oportunidad de probar tés únicos que solo se encuentran aquí. Y si te ha gustado el té que te has tomado, puedes comprar un paquetito con la misma mezcla en el Food Hall de la planta baja.

También puedes tomar el afternoon tea en The Parlour, una de las heladerías más chic de Londres. Aquí puedes encontrar sabores de helado únicos en el mundo y otros de lo más exóticos, sin pasar por alto los clásicos de siempre, y al mismo tiempo rendirte a los pies de una taza de té acompañada de los clásicos scones (panecillos individuales elaborados con harina de trigo, avena o centeno, muy típicos del Reino Unido, que suelen comerse partidos por la mitad y untados con nata y mermelada). Por cierto, un dato interesante sobre los scones. Ni se te ocurra partirlos con un cuchillo, hay que hacerlo delicadamente con las manos si no queremos que se nos desmigajen.

Y, para terminar, te recomiendo que dediques un ratito a pasearte sin prisas por la planta baja de estos lujosos almacenes. Ahí se encuentra el Food Hall, una gran tienda de comestibles a todo lujo, solo equiparable a los exclusivos almacenes Harrods o a Harvey Nichols. La suculenta oferta del Food Hall incluye una gran variedad de galletas, chocolates, miel, mermeladas y jaleas de producción propia, además de una extensa selección de tés y cafés. Y no solo eso, sino que además podrás encontrar productos de temporada como verduras, hortalizas y fruta fresca, carne, pescado, todo tipo de delicatessen y productos de alta gama como ostras o caviar. Y, por supuesto, una excelente bodega con algunos de los mejores vinos de los cinco continentes. Y para poner la guinda al pastel, te contaré un secreto. ¿Sabías que Fortnum&Mason es el proveedor de té de la casa real británica? Ha sido así durante los últimos 150 años. Con razón se han ganado esta reputación, ¿no?

En definitiva, hacer un alto en el camino en Fortnum&Mason en tu escapada a Londres es, casi casi, obligatorio. Y mucho más en época navideña o pre-navideña. Los escaparates se visten de estrellas, bolas de Navidad y luces de colores. Y el interior no te defraudará en absoluto. La sección de accesorios y decoración navideña es preciosa, y en la planta de comestibles podrás encontrar desde los ingredientes necesarios para preparar el pavo de Navidad al más puro estilo British hasta los dulces más típicos de la Navidad inglesa. Incluso preparan cestas de Navidad con todo tipo de productos navideños. La decoración está tan cuidada y se respira un ambiente navideño tan vivo y alegre, que ni el mismísimo señor Scrooge podría resistirse a sentirse feliz y contagiado por el espíritu navideño.

London, England - November 13, 2014: Fortnum and Mason shops at Picadilly Street, London, decorated for Christmas and New 2015 Year, England, Uk

Decoración navideña de la fachada de Fortnum&Mason

Ahora que lo pienso… todavía no te he dejado la dirección. Para que no te pierdas, te dejo el mapa aquí debajo. Y recuerda, abren todos los días de 12 a 19 (menos los domingos, que cierran una hora antes).

¡Que disfrutes mucho de la ceremonia del ‘afternoon tea’ y de la exclusividad de Fortnum’s!

Esto te puede interesar

1 Comment

  1. sempertea

    June 18, 2018 at 5:54 pm

    Uno de mis sitios favoritos y a los que volveré y volveré siempre que vuelva a Londres. No pasa el tiempo por el emblematico Fortnum & Mason!!

¡Comenta!