Consejos Viajeros, Play & Tour, Viajar

Cazadores de libros

Si te pregunto qué juego de móvil ha triunfado más que la Coca-Cola este verano a nivel mundial, estoy segura de que sabrías darme una respuesta certera. Y es que, este verano, el boom de Pokémon Go ha convertido a este videojuego en un fenómeno de masas. Si hasta nosotros no nos pudimos resistir a este fenómeno mundial y nos recorrimos hasta el último rincón del barrio de Gracia (en Barcelona) en busca del tan ansiado Pikachu. Sí, Pokémon Go ha sido el último videojuego que ha tenido a medio mundo haciendo otro tipo de turismo por los rincones más insospechados del planeta. No lo vamos a negar, otra cosa no, pero con Pokémon Go se andaba, y mucho.  Siguiendo el rastro de los Pokémons incluso podías llegar a pasar por calles de tu propia ciudad que no habías pisado antes. De hecho, fue tal el auge del videojuego, que algunas agencias de viajes quisieron sacarle el filón y prepararon tentadores paquetes vacacionales pensados exclusivamente para los más ávidos entrenadores Pokémon con el fin de hacer turismo a la par que engrosaban su Pokédex. Sé que puede sonar a chiste, pero nada de eso. Y si no te lo acabas de creer, solo tienes que echar un vistazo a este artículo de El viajero astuto. No cabe duda de que Pokémon Go ha levantado pasiones… y ampollas a partes iguales.

Una de sus principales detractoras es una maestra de primaria bruselense, que viendo como sus alumnos cada día se metían más de lleno en la realidad virtual de Pokémon Go y sacaban menos tiempo para un hábito tan saludable como la lectura, decidió aprovechar la repercusión de las redes sociales y las posibilidades que nos brindan los smartphones para darle la vuelta a la tortilla. Fue así como, inspirada en el juego que tanta atención reclamaba de sus alumnos, decidió desarrollar un juego en el que, en lugar de buscar Pokémon, se buscaran libros. A través de un grupo de Facebook llamado Chasseurs de Livres (Cazadores de Libros), Aveline Gregoire creó un mapa del tesoro a rebosar de novelas, cómics e historias de aventuras, cuyo funcionamiento es muy similar al del popular juego de móvil. En este caso, el usuario esconde libros en cualquier punto de la ciudad en la que está, le saca una foto y la comparte en el grupo de Facebook para que otro jugador salga en su búsqueda. Y en cuanto éste encuentra el libro y se lo lee, lo “libera” de nuevo en la calle para que pueda leerlo otro jugador. ¿Es o no es una manera original de fomentar el hábito a la lectura? Desde luego en Bélgica ha funcionado a las mil maravillas. Además, claro está, es una oportunidad de dar una nueva vida (o muchas nuevas vidas) a libros que, de otra forma, estarían relegados a decorar las estanterías de casa. Tal fue el éxito que cosechó y los adeptos que consiguió, que en Bélgica este juego desbancó en popularidad al mismísimo Pokémon Go. Hay que reconocer que esta maestra de primaria bruselense se merece una reverencia, puesto que el éxito con el que partía el videojuego de Nintendo no le ponía las cosas nada fáciles. Hoy en día, su grupo de Facebook cuenta ya con casi 80.000 cazadores de libros… y sumando.

Pero esta fantástica iniciativa no se ha quedado exclusivamente en Bélgica, sino que ha traspasado fronteras y ha llegado hasta Sevilla. Encantados con la idea, Javi Martel, Vicky Bascarán y Álvaro Marte han abierto un grupo en Facebook llamado ‘Cazadores de libros Sevilla’, con el que pretenden “convertir Sevilla en la biblioteca pública al aire libre más grande del mundo”.

¿Te animas a jugar un rato mientras recorres tu ciudad preferida? Seguro que descubres historias apasionantes escondidas en lugares de belleza inigualable y a salvo de las principales atracciones turísticas. Por el momento solo puedes jugar a cazar libros en Bélgica y Sevilla, pero estoy segura de que pronto se sumaran nuevas ciudades a esta fantástica iniciativa en pro de la lectura. De hecho, me consta de que se ha puesto en marcha una iniciativa parecida en Málaga.

Esto te puede interesar

¡Comenta!