Consejos Viajeros, LALIst, Play & Tour, Viajar

LALIst: 5 truquitos para comprar vuelos al mejor precio

¿Con cuánto tiempo de antelación hay que reservar un vuelo? ¿Qué puedo hacer para encontrar auténticos chollos? Seguro que muchas veces te has preguntado cuál es el mejor momento para comprar un vuelo a buen precio. Y con más razón si en casa sois unos cuantos y hay que multiplicar los gastos por tres, cuatro o incluso cinco. Pues bien, después de analizar detenidamente las múltiples opciones que nos ofrece esta mágica herramienta llamada internet, te presentamos nuestros secretillos para viajar ahorrando al máximo en vuelos. Porque sí, es cierto, desde que internet ha llegado a nuestras casas para quedarse, pocos somos los que nos acercamos a las agencias de viajes para reservar vuelos, pero también es cierto que en este gran almacén virtual que es internet tenemos tantísima información que puede llegar a marear. Así que sin más preámbulos te presentamos nuestros truquitos para que saques el máximo rendimiento a tus ahorros al reservar tus viajes por internet.

1. Sé previsor y reserva con antelación

La época en la que comprar un billete a última hora salía a cuenta ha pasado a la historia. Si bien hace unos años las compañías aéreas estaban desesperadas por sacarse de encima los asientos vacíos y sacaban suculentas ofertas apenas 24 horas antes de la salida del vuelo, desde la aparición de las compañías aéreas de bajo coste la tendencia ha cambiado. Tanto es así que, según un estudio del buscador Skyscanner, el mejor momento para reservar vuelos es exactamente 7 semanas antes, ya que el precio del billete es un 9,7% más barato. En cuanto al mejor día de la semana para hacerlo, según un estudio del periódico The Wall Street Journal, el mejor día para comprar vuelos a buen precio es el martes o el lunes por la noche, ya que los lunes son los días escogidos por las aerolíneas para publicar sus ofertas. Por consiguiente, ni se te ocurra hacer la reserva de un vuelo durante el fin de semana porque, según este mismo estudio, es durante el fin de semana cuando la mayoría de gente tiene tiempo para hacerlo y, por lo tanto, las compañías aéreas aprovechan para incrementar precios. Sobre la franja horaria, se dice que la mejor hora para comprar un vuelo es a las 3 de la tarde. Así que ya sabes, los martes a las 3 de la tarde podrás encontrar las mejores ofertas de vuelos.

2. Sé flexible. Viaja cuando sea más barato

Si puedes, adapta tus vacaciones a las fechas y horarios en las que los precios de los vuelos son más baratos. Según el estudio de Skyscanner que mencionábamos en el punto anterior, los mejores meses para viajar a buen precio son enero y noviembre. Como ya te imaginarás, los meses más caros coinciden con la temporada alta, es decir, julio y agosto. Si tienes esto en cuenta podrás ahorrar hasta un 15% en el precio de los vuelos. Ahora bien, si no puedes ceñirte a estas fechas, sé aventurero. Atrévete con destinos que estén en oferta en las fechas que te interesan, aunque no sean los que tenías en mente. En algunos comparadores de vuelos, como Kayak o Skyscanner es posible escoger como destino “cualquier destino”. Esta opción te mostrará los destinos más baratos en las fechas señaladas.

3. Combina vuelos

Está comprobado. Si compras tu vuelo de ida con una compañía y el de vuelta con otra, te llevas las mejores ofertas de una y otra. Y además amplias el abanico de horarios.

4. Controla los extras

Es muy común que, al comprar un vuelo por internet, te aparezcan múltiples pantallas ofreciéndote un asiento más amplio, la posibilidad de facturar equipaje, un tentempié, etc., y todo esto antes de confirmar la compra de tu vuelo. Ten en cuenta que, en la mayoría de aerolíneas de bajo coste como por ejemplo Ryanair, se abarata el precio siempre que vueles únicamente con equipaje de mano, respetes las medidas y peso indicados y dejes al azar la elección del asiento. Así que, si no quieres añadirle ningún coste extra a tu viaje, cíñete a comprar el vuelo y nada más. Por muy tentador que sea.

5. Escoge bien tu tarjeta de crédito

Ha llegado la hora de pagar. Parece que has superado todas las tentaciones del punto anterior con éxito, pero llega la última prueba de fuego. Fíjate bien en el suplemento que se te cobra según el método de pago escogido. Las tarjetas de débito suelen acarrear menos costes que las de crédito. Así que ándate con ojo. Por otro lado, si eres un viajero habitual, quizás te salga a cuenta sacarte una tarjeta de crédito de una aerolínea que te de puntos (o millas) por cada vuelo que hagas con ellos o cada compra que hagas usando su tarjeta. Lo dicho, esto te ahorraría dinero en tus vuelos siempre que viajes habitualmente con la misma compañía.

Esto te puede interesar

¡Comenta!