París, Play & Tour, Viajar

¡Amélie cumple quince años!

¡Hola viajero!

Estos días estamos más nostálgicos que nunca: recuerdos de programas que marcaron un antes y un después en la mayoría de nosotros, remakes de películas míticas, el arranque de series que te evocan a los años de infancia en los que no tenías más ganas de vencer al Demogorgon con tus amigos que de mirar el teléfono… el ser humano tiene ese resquicio nostálgico que ayuda a que vivamos con perspectiva e ilusión (la gran mayoría de veces) ciertos momentos que nos marcan para siempre. ¿Qué a qué viene este pensamiento profundo a primera hora de la mañana? Verás, ayer leyendo el periódico caí en la cuenta de algo ¿sabes que hace quince años que se estrenó una de las películas que hizo soñar con París a más de la mitad de la población? ¡Fíjate que hasta nosotros tenemos una ruta que te pasea por las calles parisinas de Montmartre siguiendo los pasos de su atípica y curiosa protagonista!

¡Las aventuras de Amélie Poulain cumplieron, el pasado 19 de octubre, ni más ni menos que quince años! Esta es la fecha en la que se estrenó en España, en realidad, en los países de habla francesa se estrenó el 25 de abril, y si quieres saber cualquier otra fecha de estreno, aquí te dejo las fechas de estreno según IMDb (todavía puedes rememorar la película en cualquiera de esas fechas 😉 ).

Porque la película podrá gustarte más o menos, pero la verdad es que paseando por Montmartre (aquí te dejo también otra de nuestras rutas más bohemias por este barrio) y habiendo visto la película previamente, no me puedes negar que es pasar por delante del Café des 2 Moulins y no pensar en Amélie trabajando y charlando con sus conocidos. O al pasar por la Rue des 3 Fréres esquina con Androuet no detenerte delante de la frutería que tan bien el dueño ha mantenido, para hacerte una fotografía en la que en su día fue la frutería del señor Collignon, personaje al que Amélie, ejerciendo de justiciera desde las sombras, torturaba con sus bromas.

Por lo que a mi respecta, en mi próximo viaje a París, vuelve a caer el ir escuchando la banda sonora de la película para rememorar los pasos de Amélie por las calles de Montmartre. ¡Qué tengas un buen día, viajero!

Esto te puede interesar

¡Comenta!