Roma, Viajar

Donde descansan famosos, intelectuales y malditos en Roma

Muy cerca de la religiosidad vaticana y en pleno corazón de Roma se encuentra un hermoso rincón protestante. Se trata del Cementerio No Católico o Cementerio Protestante ubicado en el genuino barrio de Testaccio junto a un monumento también de lo más sorprendente, el de la Pirámide Cestia, sepulcro de Cayo Cestio Epulón inspirado en los modelos egipcios.

Poetas, pintores, filósofos... descansan en el Cementerio No Católico de Roma

Poetas, pintores, filósofos… descansan en el Cementerio No Católico de Roma

Este cementerio, además de ofrecer un momento de calma y tranquilidad en medio de cualquier ruta romana, ofrece un plus impagable ya que allí uno puede “codearse” con la creme de la creme de la intelectualidad y la farándula. Pocos campos santos acogen a tantos artistas, poetas, políticos y escritores como este lugar que ha sido descrito en más de una ocasión como “el cementerio más bello del mundo”. Protestantes, ortodoxos, judíos, intelectuales, actores y suicidas eran enterrados aquí de noche para evitar el fanatismo católico. Todo a quien el Estado Vaticano no quiso dar sepultura en sus cementerios consagrados, descansan en este sugestivo lugar con más de cuatro mil tumbas, algunas de espectacular belleza, que fue construido a inicios del siglo XIX tras la petición de diplomáticos prusianos, alemanes y rusos al estado pontificio de un permiso para la creación de un cementerio que pudiera albergar a artistas de todo el mundo que con el Romanticismo y el Neoclasicismo se habían afincado en Roma.

El Cementerio Protestante de Roma, también conocido como Cementerio de los Poetas, es una pequeña joya a la que los italianos no le prestan demasiada atención, ni tampoco la mayoría de turistas. Sin embargo, es una rareza que merece un paseo en el tiempo y la historia entre las tumbas de poetas ingleses de la talla de Percy Shelley y John Keats, el filósofo y líder del Partido Comunista Italiano Antonio Gramsci, el físico nuclear Bruno Pontecorvo, el pintor ruso Aleksandr Ivánov, y muchas otras celebridades que quisieron vivir con plenitud y morir en paz en la maravillosa Ciudad Eterna.

Por eso, desde aquí queremos recomendarte encarecidamente esta visita, ¡te encatará! Además, encontrarás esculturas espectaculares, como el famoso Ángel de Grief o Ángel de la Pena, del escultor, editor, crítico de arte y poeta William Wetmore Story, datada en 1894.

Ángel de la Pena

Muchos viajeros entran al Cementerio No Católico de Roma con el único fin de fotografiar esta hermosa tumba… Es espectacular.

Bajo esta fascinante obra se hallan los restos del escultor y de su esposa Emelyn. Para muchos, transmite a la perfección el dolor y la pena por la pérdida de un ser amado. ¿Qué opinas tú?

¡Ah! Ten en cuenta que esta es la escultura original de William Wetmore Story. ¡La buena, sí! Y es que es tan, tan bella y tiene tanto, tanto sentimiento que hoy día hay varias réplicas en otros cementerios de otras ciudades, como en Nueva York, Maryland, California de los Estados Unidos; en Vancouver, Canada; en San José de Costa Rica; en Santigo de Cuba; y muchas, muchas más. De hecho, la imagen de este ángel hasta ha sido portada del disco Once del grupo finlandés Nihtwish, entre otras, y también ha aparecido en más de una película. Por ejemplo, en City of Angels de 1998, aquel drama romanticón en el que aparecía Nicolas Cage y Meg Ryan, ¿te suena?

Cómo llegar al Cementerio No Católico de Roma

Esto te puede interesar

¡Comenta!