Evento, Play & Tour, Viajar

Se pronostica lluvia… de estrellas

Las noches de verano nos traen grandes momentos. Interminables charlas en la terraza con una copa de vino en la mano, horas de baile y diversión en las verbenas de pueblo, cenas de ensueño en ese viaje que llevábamos tiempo esperando y, al llegar agosto, uno de los fenómenos de la naturaleza más bellos jamás vistos. Alrededor del 11 de agosto tiene lugar la lluvia de estrellas más esperada del año: la de las famosas Perseidas, también conocidas como “lágrimas de San Lorenzo”.

Y no hace falta ser un gran experto en astronomía para ver corretear por el cielo estrellas fugaces. Seguro que todos recordamos la noche de San Lorenzo de cuando éramos pequeños y pasábamos los veranos en el pueblo con los abuelos. Esa que pasábamos al raso con la vista puesta en el cielo esperando la aparición estelar, y nunca mejor dicho, de alguna estrella fugaz a la que pedir un deseo. Lo dicho, no hace falta ser astrónomo ni contar con telescopio para disfrutar de la lluvia de estrellas más espectacular del año. Lo que sí que hace falta es buscar unas condiciones idóneas para una óptima visibilidad. Sigue estas sencillas directrices, y te garantizo una noche llena de estrellas:

1. Busca un lugar con poca contaminación lumínica, y si puede ser en plena naturaleza, mucho mejor. Eso explica que en grandes ciudades como Barcelona o Madrid sea más difícil vislumbrar estrellas fugaces. Cuanta más oscuridad, mejor.

2. Si estás en un punto elevado, mucho mejor. De ahí que los pueblos de montaña sean ideales. El Teide, sin ir más lejos, es uno de los mejores lugares de España desde los que ser testigo de la lluvia de Perseidas.

3. Pero a falta de montaña, si lo tuyo es veranear en la costa, las playas son otro punto estratégico. Además de garantizarte una noche idílica: la brisa del mar, el rumor de las olas al romper en la orilla, el azul del cielo garabateado por estrellas fugaces… Piensa en una playa, la que más te guste, y túmbate en la arena para esperar el espectáculo estelar.

4. Antes de salir a ver las Perseidas asegúrate que no está nublado. 🙂

5. No pierdas las buenas costumbres y, cuando veas una estrella fugaz, pide un deseo.

Las noches en las que se puede observar mejor este fenómeno es en la madrugada del 11 y del 12 de agosto, pero, en realidad, la lluvia de estrellas comienza mucho antes, a mediados de julio. Y este año se alarga hasta el 24 de agosto. Y no solo esto. El 2016 es un año particularmente bueno, ya que este año se multiplica por cinco la actividad de las Perseidas. Se podrán ver hasta 500 meteoros por hora. Especialmente esta noche, la del 12 de agosto, en la que se espera mayor actividad entre las 00:00 y las 00:30h y, por lo tanto, en la que podrás avistar un mayor número de estrellas fugaces. Pero… ¿qué es una lluvia de estrellas? ¿Y por qué se produce?

Una lluvia de estrellas está formada por estrellas fugaces, que no dejan de ser pequeñas partículas de polvo de tamaños distintos (las hay que son incluso más pequeñas que un grano de arena) que se desprenden de los cometas o asteroides en sus órbitas alrededor del Sol. Estas partículas, a su vez, forman una nube de partículas, a la que llamamos meteoroides, que se dispersan por las órbitas de los cometas, de forma que nuestro planeta, al girar alrededor del Sol, atraviesa los meteoroides. Durante este encuentro, las partículas de polvo, al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, se desintegran creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros. Y… ¡voilà! Aquí tenemos el origen de las estrellas fugaces.

¿Pero sabes por qué las llamamos Perseidas? Porque los meteoros parecen desprenderse de la constelación de Perseo. De modo que si quieres ver el punto de partida de las estrellas fugaces, localiza la constelación. Te será más fácil. También hemos hablado de la intensa actividad que se espera este año. ¿Pero sabes a qué se debe? ¡Adelante con la explicación! Este año Júpiter ha desplazado meteoroides del cometa Swift-Tuttle (cuya estela origina la lluvia de Perseidas) hacia la órbita de la Tierra, y he aquí el porqué de tanta actividad estelar. Así que este año no tienes excusa. Cualquiera puede ser testigo de una alucinante lluvia de estrellas fugaces.

Y tú, ¿desde dónde vas a ver las Perseidas este 2016? En España se dice que los campos de Extremadura, el Parque Nacional del Teide, Sierra Nevada o La Pedriza, el mayor espacio protegido de Madrid, son lugares idóneos para disfrutar de este espectáculo lumínico. Pero si estás de viaje, ten en cuenta los consejitos que te hemos dado y busca, estés donde estés, un buen lugar desde el que avistar este desfile de estrellas fugaces. ¿Quizás alguna de las playas de Santorini? ¿O algún campo de la Toscana? ¿O eres más de la campiña inglesa? Mientras estés en el hemisferio norte, todo vale.

Estés donde estés, te auguro una noche llena de estrellas. De esas que se te quedan en la retina hasta convertirse en un recuerdo imborrable. Un recuerdo de una noche de verano que, seguro, te ayudará a sobrellevar mejor los duros días de invierno.

Esto te puede interesar

¡Comenta!