Audioguías, Destacados, Los BienVale, Niza, Play & Tour, Viajar

BienVale… perderse por el Mercado de las Flores de Niza

No es la primera vez que manifiesto en este blog lo mucho que me gusta perderme por los mercados de comestibles, rastrillos y, por lo general, todo tipo de mercados y mercadillos. Se podría decir que es una de mis aficiones viajeras. Y Niza, la capital de la Costa Azul, guarda en su casco viejo su fabuloso Mercado de las Flores para todos aquellos que, como yo, no pueden evitar zambullirse entre puestos de fruta, verdura y flores.

puesto-de-flores-mercado-flores-niza

El Mercado de las Flores de Cours Saleya (Marché Aux Fleurs Cours Saleya) es el principal mercado de Niza y uno de los múltiples encantos de esta ciudad sureña, bañada por las azules aguas del Mediterráneo. Y como bien indica su nombre, se extiende a lo largo de la calle Cours Saleya. Los madrugadores comerciantes levantan las persianas de sus puestos todos los días a las 6 de la mañana y no echan el cerrojo hasta las 17:30h (menos el domingo, que se permiten abrir media hora más tarde y cerrar a las 13:30h). Bueno, y los lunes, su día de descanso. Aunque la actividad no cesa en Cours Saleya, puesto que el lunes le toma el relevo un mercado de antigüedades.

Mi recomendación es que acudas al mercado tempranito. No hace falta que te pegues el madrugón y estés ahí a las 6 de la mañana, pero sí que te aconsejaría llegar antes de las 10 para poder disfrutar del mercado en todo su esplendor y sentir más la fragancia de geranios, rosas y azucenas que la de café o fritanga de alguno de los bares aledaños. Así también evitarás la muchedumbre de las horas punta y podrás dejarte llevar no solo por los dulces aromas de las flores, sino también por los llamativos colores de algunos de los tenderetes de frutas exóticas y verdura, el otro reclamo del mercado. Y es que, a pesar de conocerse con el nombre de Mercado de las Flores, uno de los reclamos principales de este mercado son sus puestecillos de hortalizas, frutas y otros productos típicos de la zona. ¿Las flores? A la entrada, en la parte oeste del mercado. Así que paséate tranquilamente y sin prisas por los pasillos que se dibujan entre los distintos tenderetes, acércate a olisquear o regálate una sobredosis de color, y si has conseguido madrugar podrás reflejar todo el encanto de este paraíso sensorial con una fotografía, o varias. Seguro que consigues muuuuchos likes en Instagram. Ah, y que no se me olvide, acude con algo de dinerito en los bolsillos, porque será difícil que puedas resistirte a comprarte una cuña de queso, un panecillo recién horneado o una bolsita de auténtica lavanda provenzal. Yo puse mi bolsita en el armario y me deja la ropa con un agradable y fresco olor a lavanda.

puesto-de-macarons-colores-mercado-flores-niza          fruta-deshidratada-mercado-de-las-flores-niza

tenderete-fruta-mercado-de-las-flores-niza

flores-mercado-de-las-flores-niza

Para mí, una de las imágenes más evocadoras de este mercado es la que se obtiene desde los viejos hangares, ya que nos permite tener una panorámica de los toldos a rayas que cubren los distintos tenderetes. Y es que a veces es necesario tomar un poco de distancia y observar el bullicio y el ajetreo del mercado desde otra perspectiva, aquella que nos hace sentir espectadores de lo que se cuece ahí abajo.

vista-aérea-con-toldos-del-mercado-de-las-flores-de-niza

Y termino contándote una agradable coincidencia, sobre todo si te interesa la pintura. Porque de ser así, te sonará, y mucho, el nombre de Matisse. Pues bien, si te acercas al número 1 de esta animada calle (Cours Saleya, 1), estarás delante del portal en cuyo ático residió –allá por 1917– el pintor francés. Los cuadros de este pintor post-vanguardista derrochan vivacidad y color, y la verdad es que no nos extraña en absoluto después de pisar las mismas calles por las que él anduvo y de quedarnos extasiados con el colorido Mercado de las Flores.

Y todavía un último apunte. Si visitas Niza en verano, no te pierdas el mercado artesanal nocturno que tiene lugar de martes a domingo a partir de las 18:00h en Cours Saleya, exactamente en el mismo sitio donde por la mañana has visto vender flores, verduras, jabones y especias. Se celebra todos los años desde mediados de mayo a mediados de septiembre. Puedes echar un vistazo a la bisutería de elaboración artesana, a pinturas y productos de alfarería mientras das un agradable paseo en busca de un restaurante en el que cenar. A mí se me antoja un plan ideal para una noche de verano.

¡Casi se me olvida! Desde ayer ya puedes descargarte nuestra audioguía de Niza totalmente gratis. 🙂

Espero que disfrutes mucho de tu visita a Niza y sigas descubriendo mundo con nosotros.

Esto te puede interesar

2 Comments

  1. Mavi

    April 29, 2018 at 8:13 am

    Yo he visto este precioso mercado, Es una explosion de colores y olores, pero Ademas nos encontramos con pastillas de jabon con diferentes olores, mi preferido.. El Lila de la lavanda. Pero me lo imaginaba un paseo mas grande..

  2. Jan P.

    August 12, 2016 at 7:51 am

    Desde luego tiene un aspecto maravilloso este mercado. A la lista de lugares a visitar!!! Gracias por vuestras recomendaciones

¡Comenta!