Berlín, Play&Music, Viajar

Paseo musical berlinés

Berlín es una ciudad inspiradora. En todos los sentidos. Y en la música no iba a ser menos. Si Alemania ha sido la cuna de grandes compositores a lo largo de la historia, en la actualidad su capital ha inspirado a artistas de cine, cantautores y bandas de pop-rock consolidadísimas para crear canciones insignia, otras que evocan paisajes de esta gran urbe, y algunas irremediablemente pegadizas. O como dicen por esos lares, de las que se te meten en el oído como un gusanillo. Tal cual. En alemán las canciones pegadizas son un Ohrwurm, es decir, un gusano en el oído.

Sácate todos esos gusanillos de los oídos, porque hoy te proponemos una banda sonora con toques nostálgicos de la mano de Marlene Dietrich, que con su inconfundible y grave voz nos traslada a tiempos pasados (pero no mejores) con su Lili Marlene. Marlene Dietrich, como gran icono alemán, cantó una y otra vez a la capital. La ciudad le devolvió el tributo dedicándole una plaza, semiescondida tras la Potsdamer Platz. Para los más mitómanos, ya adelanto que en el número 65 de la Leberstrasse se encuentra el edificio donde la diva nació en el año 1901.

Pero nuestra playlist de hoy también habla de amor, como el que se desprende de la melodía de Tiergarten, una canción de Rufus Wainwright dedicada al parque más céntrico y popular de la ciudad. Y es que algo tiene que influir eso de tener un marido alemán… El cantautor canadiense compuso el tema justo cuando empezaba su relación con Jörn Weisbrodt, y eso se nota.

Pero si hay una canción que es conocida en prácticamente todo el mundo y tiene un sello 100% alemán, este es el súper hit de Nena 99 Luftballons (o su versión en inglés 99 Red Balloons). Aunque quizás los más Eurofans recuerden con especial cariño la canción Satellite, de una jovencísima Lena, que se alzó con el triunfo del festival de Eurovisión en 2010.

Si bien los alemanes tienen fama de sosos y nos vanagloriamos de solo saber disfrutar de la fiesta por el sur, no hay nada como escuchar So ein schöner Tag, o mejor todavía, ver como los alemanes se emocionan con esta canción y la bailan al ritmo de una simple pero divertida coreografía, para quitarse esta imagen de la cabeza.

Y es que, viajero, das ist Berlin. Una ciudad de contrastes. Una ciudad musical. Una ciudad con historia. Escúchala, sigue nuestra playlist en Spotify, y déjate llevar por estas melodías tan germánicas, tan berlinesas.

Esto te puede interesar

¡Comenta!