Londres, Play & Tour, Viajar

Beefeater, pero no la ginebra

¡Hola, viajero!

Hace nada hablábamos de la Guardia Suiza Pontificia, una guardia colorida y, sin duda alguna, con mucha historia detrás. Pero no solo los Guardias del Vaticano son representativos y visten una indumentaria llamativa. Nos encontramos, en muchas otras ciudades a las que viajamos, con guardias realmente vistosos.

Mientras trasteaba en las fotos de la Guardia Real Británica, esa a la que tanta gente ha intentado arrancarle una sonrisa infructuosamente, encontré fotos de los apodados Beefeater, y no, juro solemnemente que mis intenciones no son buenas no se trata de ninguna bebida alcohólica, aunque algo relacionada sí que lo esté. Y es que, los Guardias Ceremoniales de la Torre de Londres, los Yeomen Warders, son famosos no solo por su indumentaria y sus actos como custodios de la Torre de Londres, también por la famosa ginebra llamada como el popular apodo por el que estos guardias son conocidos: Beefeater (aunque eso sí, te recomiendo no dirigirte a ellos por ese nombre). En la misma botella podemos encontrar la representación de un Guardia de la Torre de Londres con su característico uniforme ceremonial rojo y dorado y el gorro negro achatado con coloridos lazos de los tres colores de la bandera británica; rojo, azul y blanco.

beefeater

Pero no es este el uniforme con el que nos solemos encontrar a los famosos Yeomen Warders. Si te acercas a la Torre de Londres, te los vas a encontrar con un uniforme igual de elegante de color negro y rojo, pero no tan llamativo. Estos guardias fueron los encargados de vigilar a los prisioneros de la Torre de Londres y salvaguardar las Joyas de la Corona Británica. Actualmente, nos hacen de guías turísticos en un recorrido la mar de animado por la Torre de Londres; descubriéndote historias de misterio, intriga, ejecuciones y un sinfín de anécdotas que seguro que te dejan con la boca abierta.

guardia-torre-de-londresguardia-yeoman-beefeater

Aunque lo interesante de estos guardias, como he mencionado anteriormente, es su apodo, que todavía a día de hoy sigue sin tenerse muy claro de dónde proviene, aunque sí que se barajan distintas teorías.

La primera de ellas, se remonta al reinado del Rey Enrique VIII que, tras mandar ejecutar a dos de sus mujeres (Ana Bolena y Catalina Howard), y ganarse el odio de muchos de los que apoyaban a sus exmujeres, empezó a generar una paranoia en torno a que estos fanáticos querían acabar con su vida. Por eso mismo tenía a su Guardia Real, que probaba la comida antes de hacerlo él, especialmente la carne de ternera que solía comer (beef), es decir Beef eaters (catadores de carne). La segunda teoría viene relacionada por el método de pago en el que los Yeomen Warders cobraban por sus servicios, con cantidades de carne de ternera para mantenerse en forma y ejercer bien su trabajo como Guardia Real. Lo que nos lleva a la tercera teoría. Al vivir los guardias dentro de las lindes del castillo con sus familias, muchos de los ciudadanos del exterior estaban celosos de que éstos pudieran recibir buena comida, justo al contrario que ellos, que tenían que subsistir a base de vegetales y de la pesca que extraían del Río Támesis. En cambiom, la dieta de los guardianes del rey era similar a la del Rey, con grandes cantidades de carne, de buena carne (good beef), y de ahí Beefeaters.

O estas fueron las tres teorías que me explicaron a mi cuando le pregunté al agradable Yeomen. Si te paseas por la Torre de Londres y recibes una teoría distinta, ¡haznos saber cuál es! 🙂 Seguro que es tan interesante como las anteriores 😉

Esto te puede interesar

¡Comenta!