LALIst, Londres, Play & Tour, Viajar

LALIst: 11 lugares secretos de Londres

Londres es una gran metrópoli con un increíble potencial. Es una fuente inagotable de rincones por descubrir, eventos a los que acudir, edificios más que singulares que visitar y parques en los que desconectar tras un duro día de trabajo. Eso no hace más que corroborar lo que un estudio de American Express llevado a cabo en 2014 confirma: los londinenses solo conocen una ínfima parte de su ciudad, y el 29% asegura estarse perdiendo todo lo que la ciudad tiene por ofrecer.

En esta lista te presento 11 lugares secretos y curiosos que, corroborado por ellos mismos, ni los propios londinenses saben de su existencia. Si en tu próxima visita a Londres quieres visitar aquellos rincones menos frecuentados por turistas o quieres ampliar tu conocimiento sobre la ciudad para vacilar hasta al más orgulloso de los londinenses, ésta es tu lista.

1. Las 7 narices del Soho de Londres

Las 7 narices del Soho son obra del artista Rick Buckley, quien en 1997 escondió hasta 35 narices por el centro de Londres. Se trata de moldes de yeso de su propia nariz, que fue colocando por los principales puntos turísticos de la ciudad como protesta por el creciente número de cámaras de video vigilancia que el gobierno había instalado por la ciudad. Según el escultor, el gobierno se había vuelto demasiado nosey, es decir, entrometido, de esos que meten las narices donde no les llaman. De ahí su singular obra de arte. Sin embargo, hoy en día solo quedan 7 (aunque hay quien afirma que son 10) de las originales narices.

Como te podrás imaginar, se han ido construyendo leyendas varias alrededor de tan peculiar obra de arte. Una de las más extendidas es la que cuenta que la nariz de Admiralty Arch se colocó ahí como mofa a Napoleón. O que si encuentras las 7 narices que todavía quedan serás rico por siempre jamás. ¿Te animas a encontrar las 7 narices?

duke-nose

2. Y las orejas que se esconden por Covent Garden

En Londres también se esconden orejas. Al parecer, el artista londinense Tim Fishlock colocó varias orejas en paredes y fachadas de distintas calles de la ciudad. Al tratarse de orejas a tamaño real pintadas del mismo color de la pared o muro en el que están colocadas, resulta particularmente complicado divisarlas. Ya te adelanto que dos de ellas están en Floral Street, en Covent Garden. Si es que siempre se ha dicho que hay que andarse con mucho cuidado con lo que se dice, porque las paredes oyen, y Londres nos lo demuestra.

oreja-covent-garden-londres-pat-guia-gratis

Besty Weber/Flickr/(CC BY http://2.0) / Via Flickr: betsyweber

3. El cementerio de mascotas victoriano de Hyde Park

Está claro que Hyde Park no es un lugar secreto para nadie, y menos siendo uno de los parques más frecuentados por turistas y londinenses (sino el que más). Lo que quizás no sepas, y esto ya te va a sorprender un poco más, es que en la esquina con Victoria Gate Lodge (al noroeste del parque) se encuentra un cementerio muy especial. Especial porque en él no encontraremos las lápidas de personas, sino de mascotas. Este cementerio surgió de forma bastante inesperada y casual en 1881, cuando falleció Cherry, la perrita Terrier de un matrimonio que guardaba amistad con la portera del parque. La portera se ofreció a enterrar a la perrita en el parque y a ponerle una lápida conmemorativa para que los dueños pudiesen ir a verla. La noticia se extendió como la pólvora entre los vecinos más pudientes, que copiaron el gesto, y al fallecer sus mascotas las enterraron también en este mausoleo improvisado. Se llegó a la cifra de 300 mascotas hasta que en 1903 el cementerio de mascotas dejó de aceptar nuevos inquilinos. Hoy en día se mantiene este cementerio con su estilo victoriano intacto para que los visitantes puedan echarle un ojo y emocionarse al leer las inscripciones de las lápidas, en las que los dueños se deshacen en halagos con sus mascotas.

cementerio-mascotas-hyde-park-londres

4. La original ventana de St. Martin-In-The-Fields

La próxima vez que te encuentres de turisteo por Londres, te aconsejo que entres en la iglesia anglicana de St. Martin-In-The-Fields y te fijes bien en esta original ventana, situada en el ala este de la iglesia y diseñada por la artista iraní Shirazeh Houshiary. Esta obra fue parte de los trabajos de restauración que se llevaron a cabo en 2008 en la iglesia de St. Martin-In-The-Fields y su principal objetivo es el dejar penetrar al máximo la luz natural en su interior. Para ello, la artista plástica, junto con el arquitecto Pip Horne, se inspiró en el reflejo de los objetos en el agua, y la distorsión de su imagen real.

original-ventana-st-martin-in-the-fields-londres

Betsy Weber/Flickr/(CC BY http://2.0) / Via Flickr: betsyweber

5. Camley Street Natural Park, en Kings Cross

Camley Street Natural Park es una reserva natural en pleno centro de Londres, en Kings Cross. Es sorprendente como en medio del bullicio propio de una de las principales arterias de Londres se puede encontrar un oasis de paz como este. En este parque, inaugurado en 1984 en lo que fuera el yacimiento de una antigua mina de carbón, podrás encontrar una reserva de fauna salvaje, zona de picnic, y podrás dar agradables paseos junto a los canales.

camley-street-natural-park-londres

6. El gato de Samuel Johnson

Poco o nada se sabe de Hodge, aparte de que era la mascota preferida del poeta y ensayista inglés Samuel Johnson. Sin embargo, en 1997 se erigió una estatua en homenaje a este felino a escasos metros de la casa en la que vivió el escritor, en Farrington, concretamente en la plaza Gough. La particularidad de esta estatua, obra del escultor Jon Bickley, es que está hecha de modo que el gato quede a la altura de los hombros para que puedas acariciarlo pasándole la mano por el lomo. Otra curiosidad de esta estatua es que el artista tomó como modelo a su propio gato.

estatua-hodge-gato-samuel-johnson-londres

Buzzfeed

7. Los secretísimos “invasores del espacio”

El artista francés Invader ha dejado huella en Londres. ¿Cómo? Dejando esparcidos por la ciudad mosaicos basados en el videojuego “Invasores del espacio”. También se pueden encontrar mosaicos suyos emulando invasores del espacio en París y en Hong Kong. Aquí tienes un mapa con algunos de los mosaicos que se han ido encontrando hasta la fecha en Londres.

invasores-espacio-londres

erokism/Flickr/(CC BY http://2.0) / Via Flickr: 10295270@N05

8. La comunidad de pelícanos de St. James’s Park

Es probable que ya hayas estado en St. James’s Park, y si todavía no lo has hecho, es muy probable que formara parte de tu itinerario previsto. Lo que no es tan seguro es que supieses de la existencia de su comunidad de pelícanos. Los pelícanos llevan en el parque desde 1664, puesto que fueron un regalo del embajador ruso a la ciudad de Londres. Si quieres ver estos animales de cerca, podrás ver como sus cuidadores les dan de comer todos los días entre las 14:30 y las 15:00, cerca de Duck Island.

pelicanos-st-james-park-londres

9. El puente enrollable

Aunque a simple vista no es más que una sencilla pasarela de acero y madera sobre uno de los canales situados al norte de Paddington; lo que tienes ante ti es, probablemente, el puente más original de LondresEl Rolling Bridge.

Para descubrir su peculiaridad es necesario verlo un viernes a las 12 del mediodía, que es la hora exacta en la que el puente se enrolla de manera automática, encogiéndose en un octágono perfecto que nada tiene que ver con un puente.

puente-enrollado-rolling-bridge-londres

Foto de: http://www.heatherwick.com

10. Wilton’s Music Hall

Wilton’s Musical Hall es la sala de conciertos más antigua del mundo. Se fundó en 1743 como cervecería para acoger a sedientos marineros y pasó a convertirse en sala de conciertos allá por 1800. Hoy en día funciona tanto como teatro, sala de conciertos o sala polivalente.

wiltons-music-hall-londres

Jim Linwood/Flickr/(CC BY http://2.0) / Via Flickr: brighton

11. Cereal Killer Café

¿Te imaginas una cafetería en la que solo te sirven cereales? Así és Cereal Killer Café, el primer café de Londres especializado en cereales. Este negocio, regentado por los gemelos Alan y Gary Keery, cuenta ya en sus escasos años de vida con dos locales: el original, en Brick Lane; y el más nuevo, en Camden. Si lo tuyo son los cereales, tómate un tazón de tus cereales favoritos o atrévete a innovar con los más de 120 tipos de cereales distintos que ofrecen. Y no solo tienen tipos de cereales, sino que también podrás escoger entre 30 variedades de leche y 20 condimentos diferentes. La decoración del local tampoco tiene desperdicio: en sus paredes encontrarás pósteres de anuncios de cereales de los 80, así como centenares de cartones de cereales desde los 80 hasta nuestros días. Si eres de los que no entiende un desayuno sin cereales, acércate al santuario de los cereales en Londres y disfruta de un buen tazón de leche con cereales.

cereal-killer-cafe-londres

Esto te puede interesar

¡Comenta!