Madrid, Play & Tour, Viajar

¿Por qué el Real Madrid celebra sus triunfos en la Cibeles? ¿Y por qué el Atlético de Madrid en Neptuno?

Esta noche habrá celebración en Madrid, eso está asegurado. Lo que aún no sabemos es cuál será la fuente más visitada, ¿verdad? ¿Cibeles o Neptuno?

Evidentemente, será en función de qué equipo gane la Champions hoy pero, ¿por qué el Real Madrid celebra sus triunfos en la Cibeles y el Atlético en Neptuno? Aunque muchos no lo sepan, y a otros tantos les duela, el origen de estas celebraciones está totalmente entrelazado entre ambos equipos. Os cuento 🙂

Fue en el Mundial de México de 1986, cuando España ganó a Dinamarca en octavos de final con un 5-1 y, de forma espontánea, ese 18 de junio de 1986 la afición acabó por celebrar ese deseado triunfo en la Cibeles, empujados por el calor sofocante del verano. ¡Sí, todos a bañarse a la Cibeles! ¡Y a celebrar! Esa fue la primera victoria de la selección española que se celebró allí. Luego, ese mismo año, el Real Madrid acudió allí para celebrar su triunfo de Liga y, desde entonces, el club decidió adueñarse de la Cibeles para celebrar sus triunfos.

Y aquí viene el “aunque”…

El Real Madrid celebra sus victorias en la Cibeles… aunque fueron los seguidores del Atlético de Madrid los que habían comenzado a celebrar sus triunfos en la Cibeles mucho antes. Sí, sí, he dicho en la Cibeles. Y no hay más que buscar un poquito para encontrar datos fidedignos en la hemeroteca sobre celebraciones rojiblancas en la Cibeles que datan de 1962, cuando el Atlético ganó la Recopa de Europa. ¡Sí, celebraban allí un montón de años antes que el Real Madrid! Ten en cuenta que en aquel entonces la sede del Atlético de Madrid estaba en el 12 de la calle Barquillo. Allí acudían los seguidores para celebrar los éxitos, luego caminaban unos pocos metros, giraban por Alcalá y acababan por bañarse en la Cibeles.

Pero claro, como luego el Real Madrid comenzó a celebrar tooodo en la Cibeles. Y ganó la Liga en 1986, 1987, 1988, 1989 y 1990. Y siempre celebraban en este lugar, evidentemente… Desde entonces, la Cibeles es la diosa blanca.

Y los del Atlético no quisieron volver a celebrar nada allí. Por eso, en junio de 1991 y tras ganar la Copa del Rey, los rojiblancos decidieron caminar unas manzanas más para encontrarse con la fuente de Neptuno y quedarse allí para sus celebraciones. ¡Neptuno sería para ellos y solo para ellos!

En resumen, aunque inicialmente la Cibeles era una diosa rojiblanca, con el tiempo pasó a ser solo blanca 🙂

Esto te puede interesar

1 Comment

  1. Juan Pastor

    September 29, 2017 at 10:34 pm

    Muchas gracias, e interesante

¡Comenta!