Destacados, Mykonos, Play & Tour, Viajar

La pequeña Venecia de Mykonos, ¡imprescindible!

Es una consulta recurrente y tengo que aclararlo: Mykonos no es solo fiesta. ¡Qué va! Mykonos también tiene tranquilidad y sosiego para parejas e incluso para familias. Sin ir más lejos, mis peques, mi mujer y yo hemos estado allí en varias ocasiones y os lo puedo garantizar 🙂

Cierto es que está repleto de locales, por la noche afloran las drag queens por todas las esquinas, se bebe y baila hasta altas horas de la madrugada… Pero eso es de noche.

De día, en cambio, hay otra Mykonos. Una Mykonos que invita a pasear por sus callejuelas empedradas en busca de un bonito café donde desayunar en familia, una Mykonos que sorprende con sus trabajos en plata y joyería, una Mykonos con hermosas iglesias y rincones únicos…

Y, de entre todos estos lugares, quiero destacar la Pequeña Venecia, compuesta de una serie de casitas construidas al más puro estilo veneciano que escapan por completo del blanco y azul del resto de la isla. Están situadas en el barrio de Alefkandra y os aseguro que, junto a la Paraportriani y los molinos, es de lo más fotografiado.

Desde luego, sus casitas, verdes, azules y rojas donde rompe el agua del Egeo son una alegría a la vista y las fotos se hacen solas. Hoy por hoy, casi todas estas casas son bares o restaurantes en los que los turistas hacen cola para entrar aunque, en mi modesta opinión, siempre es mejor tomarte algo un poco más lejos para admirarlas desde fuera. Lucen más.

Si puedes, además, en tus días de visita a Mykonos, trata de hacer coincidir un atardecer en esta zona. Será algo para recordar. Siempre.

Y una última recomendación para disfrutar de la isla: bájate la guía gratis de Mykonos. Sí, gratis 🙂

¡A descubrir mundo!

Esto te puede interesar

¡Comenta!