Audioguías, Londres, Play & Tour, Viajar

El escondite de Churchill sale a la luz

Conocemos mucho de Londres y de su skyline, y más aún en los últimos años, en los que han ido proliferando nuevos rascacielos que conforman el nuevo horizonte de esta gran ciudad. Sin embargo, conocemos mucho menos “la otra ciudad”, la que se esconde bajo nuestros pies. Y te aseguro que, después de leer este artículo, te vas a dar cuenta que puede ser igual de interesante mirar hacia arriba que mirar hacia abajo. En Londres se han ido excavando a lo largo del tiempo túneles, refugios, y como ya sabrás, una extensa red de metro que hace que, mirado con perspectiva, el subsuelo londinense se asemeje bastante a una madriguera.

Hasta ahora lo único que podíamos conocer del Londres subterráneo eran las estaciones de metro en funcionamiento. Pero esto está cambiando. ¿Cómo? Con la última iniciativa del London Transport Museum (Museo de Transportes de Londres), que bajo el eslogan Hidden London, pretende enseñar esos rincones secretos del Londres más profundo a todo el que los quiera descubrir, desde antiguas estaciones ferroviarias a refugios. Para ello ofrecen visitas guiadas que ya se pueden reservar desde su página web. Eso sí, la lista de espera es un poco larga, y ya no quedan visitas disponibles hasta 2017. ¿Te animas a explorar el Londres más desconocido? Estas son las localizaciones que se han abierto al público.

1. Down Street: el búnker de guerra de Churchill

Situado en el barrio londinense de Mayfair, entre las estaciones de Hyde Park Corner y Green Park, se encuentra la estación de Down Street, que a pesar de tener una “vida laboral” muy corta (solamente funcionó como tal de 1.907 a 1.932), resultó ser una pieza clave durante la Segunda Guerra Mundial. En este periodo sirvió de centro logístico ferroviario y desde aquí se controlaban los trenes británicos durante el asedio alemán. Y no solo esto, esta antigua estación de metro se convirtió en el búnker del Primer Ministro británico, Winston Churchill, durante el Blitz (los bombardeos que la Alemania nazi perpetró de forma incesante sobre el Reino Unido y, muy especialmente, sobre Londres, entre el 7 de septiembre de 1940 y el 16 de mayo de 1941). Esta fortaleza a prueba de bombas, a tan solo 3 metros de profundidad y revestida con otros 3 metros de hormigón, fue el hogar de Churchill durante meses. Si eres curioso, te hará especial gracia saber que estas estancias se han conservado en su estado original sin sufrir ninguna reforma.

Los visitantes podrán experimentar en su propia carne lo que se siente al vivir bajo tierra, en un laberinto de túneles estrechos, privados de luz natural. Desde luego una experiencia no apta para claustrofóbicos.

DownStreet_HIDDEN_TFL_430_londres-pat-city-guides-gratis

DownStreet_HIDDEN_TFL_288_londres-pat-city-guides-gratis

DownStreet_HIDDEN_TFL_310_londres-pat-city-guides-gratis

DownStreet_HIDDEN_TFL_256_londres-pat-city-guides-gratis                    DownStreet_HIDDEN_TFL_396_londres-pat-city-guides-gratis

Para finalizar la visita, los visitantes tendrán la oportunidad de saborear un té o un café del prestigioso hotel Athenaeum, de cinco estrellas, ubicado en pleno corazón de Mayfair.

2. Euston: los túneles perdidos

Ven y descubre la historia de esta centenaria estación de metro, que se ha conservado respetando al máximo su estado original. Aquí encontrarás un laberinto de oscuros pasadizos que, en su día, rebosaban de pasajeros que corrían de un lado para otro en hora punta. Además, se halla una galería en la que podrás ver fragmentos de pósters publicitarios que se han conservado intactos tras más de 50 años. Este enclave secreto se encuentra justo debajo de la palpitante estación de metro de Euston actual, por la que circulan casi 42 millones de pasajeros al año.

3. Clapham South: un refugio subterráneo

Para llegar hasta el búnker de Clapham South tendrás que descender un total de 180 peldaños. Este es uno de los 8 refugios subterráneos que se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial en Londres. Desde que se abriera al público por primera vez en julio de 1.944, los pasadizos y galerías de este refugio, situado a más de 3 metros bajo tierra, guardan las historias de aquellos que se tuvieron que cobijar aquí durante los bombardeos del Blitz, así como también la de los inmigrantes caribeños que buscaron refugio durante los bombardeos de 1.948 y, ya en última instancia, los visitantes del Festival de Bretaña en 1.951.

4. Broadway, 55: el primer rascacielos de Londres

El primer rascacielos de Londres, situado en el número 55 de Broadway (en St. James Park), fue sede del Metro de Londres y hoy, con la ayuda de un guía experto, podrás explorar lo más recóndito de este edificio que, en su inauguración en el año 1.929, dio mucho que hablar y levantó ampollas entre los más críticos. Suerte que las aguas volvieron a su cauce y, hoy en día, se considera uno de los máximos exponentes del Art Déco en Londres.

Si algo tiene Londres es que es una ciudad que año tras año se renueva. Cuando creías que ya lo tenías todo visto te sorprende con nuevas localizaciones, nuevas perspectivas y nuevos sabores. Como nos ha comentado Chris Nix, del London Transport Museum, “nuestros visitantes tendrán la oportunidad (nada común) de explorar un lado secreto de Londres y de descubrir las increíbles historias de las personas conectadas con estos rincones secretos”.

Esto te puede interesar