Barcelona, Play & Tour

Dragones, princesas y valientes caballeros

¡Hola, viajero!

Como ya te comentamos en un post anterior, se acerca uno de los días más celebrados en Barcelona. Con el auge de las Fiestas de la Primavera en la gran mayoría de los barrios y ciudades de la zona, el hecho de que este año Sant Jordi caiga en fin de semana no hace más que brindarle muchísimo más encanto al 23 de Abril.

Y algo que quería compartir contigo es la leyenda que se esconde detrás del día de este patrón, ya no tan solo de las comunidades autónomas españolas como Cataluña, las Islas Baleares y Aragón, también de poblaciones como Santurce, Alcoy, Madrigueras, Cáceres, Lucena y Golosalvo. Y si ya impresiona que este santo sea patrón de estas regiones ¿qué me dices de serlo de un país entero o de un movimiento educativo? Porque sí, San Jorge también es el patrón de países como Inglaterra, Portugal, Etiopía, Bulgaria y Georgia, y es considerado también el patrón universal de los Scouts. Y seguro, segurísimo, que algún país, ciudad o población me dejo por el camino.

La leyenda de Sant Jordi, o San Jorge, está tan extendida por el mundo que encontramos diferentes versiones y localizaciones. ¿Dónde se encontraba aquél lejano reino? Algunos lo localizan en Silca o Silene, otros en Capadocia, Turquía, e incluso Montblanc, un municipio de Cataluña. También hay diferentes versiones del tipo de dragón que tenía atemorizado a todo el reino, pero la base, la bonita y caballeresca historia que se encuentra tras todas ellas sigue siendo igual de fascinante.

Desde bien pequeños, los niños están acostumbrados a que es llegar la primavera y que el 23 de abril, las rosas, los libros y los caballeros y dragones paseen alegremente por las calles. Esta increíble historia que en tantos colegios se representa en manos de los más pequeños es muy reconocida tanto entre jóvenes como adultos. Puede que todos tengamos una manera diferente de ver la leyenda o de conocerla, pero yo te voy a explicar la versión que me explicaron a mí en el colegio.

La leyenda de “Sant Jordi

Érase una vez, en la montaña cerca de una villa, vivía un terrible dragón que tenía atemorizado a todo habitante del reino cercano. El miedo que tenían todos los habitantes de la zona no era infundado, el dragón era un animal inmenso, escupía fuego y tenía un apetito voraz e insaciable.

El reino había renunciado a cosechas y ganados para poder ofrecerlos al dragón a fin de que éste no atacara al pueblo ni destrozara el castillo. Cuando el último par de ovejas que tenían como moneda de pago fueron entregadas a la horrible bestia, el pueblo se reunió con la intención de buscar una solución que pusiera fin a la tiranía del dragón.

Tras horas e incluso días de deliberación, acabaron optando por hacer un sorteo en el que el nombre de todos los habitantes del reino, tanto niños, ancianos y adultos, se introducirían dentro de una bolsa. De esa bolsa se extraerían cada día dos papeles, y esas dos personas serían dadas como ofrenda al dragón.

Pasaron las semanas, el reino estaba muy triste porque cada día tenían que despedirse de dos de sus habitantes. El día en el que el nombre de la Princesa Margarita salió elegido, todos los ciudadanos quisieron presentarse como voluntarios para que la doncella no tuviera que ofrecerse a la temida bestia. Pero Margarita, como buena princesa que era, se armó de valor y se enfrentó a su destino como ofrenda para el dragón, porque como bien había impuesto su padre, el rey, ella también era habitante de la villa y tenía que aceptar su designio.

Pero a medio camino, mientras la Princesa Margarita caminaba por las tierras áridas junto con su acompañante en la selección de ofrendas al dragón, apareció un apuesto caballero montado en un precioso caballo blanco. Este caballero, lanza y escudo en mano, se batió en duelo contra el temido dragón. Una encarnizada lucha con fuego, colmillos y estocadas que finalizó con la espada del caballero hundiéndose en el corazón de la bestia.

De la sangre que emanó de esa herida, brotó un florido rosal del cual el caballero arrancó una preciosa rosa roja que le ofreció a la Princesa Margarita después de presentarse como Jordi.

¿Bonito, verdad? De ahí la costumbre de regalar una rosa el día de Sant Jordi. Por lo pronto, para los que disfrutéis con las historias más visuales, os dejo algunos vídeos de la leyenda de Sant Jordi. El primero, la leyenda de St. George según el British Council, el segundo, un montaje la mar de interesante que hemos encontrado por Internet y el tercero, una versión moderna la mar de divertida de esta tan famosa historia.

 

Esto te puede interesar

1 Comment

  1. ¿Tienes morriña de Sant Jordi y estás en Londres? – Más que souvenirs

    April 22, 2016 at 3:00 pm

    […] no solo es patrón de Cataluña, Aragón o las Islas Baleares, sino que, tal como te contamos en nuestra última entrada al respecto, también es el patrón de los […]

¡Comenta!