París, Play & Tour

Café dú Cinéma. Studio 28… Un café ¡de cine!

¡Hola, viajero!

Hoy me he despertado con ganas de ir al cine. ¿No te pasa? Uno de esos días en los que es poner los pies fuera de la cama y decir “vaya, creo que hoy es un buen día para ir a ver una película”. Y aquí, con el olor a café recién hecho, solo puedo pensar que ¡menuda suerte de aquél que esté paseando por París hoy! ¿Por qué suerte? Digamos que, entre lo enternecedor y clásico de la ciudad parisina, podemos encontrar, en una de las calles del barrio más de moda de Montmartre, uno de los cines más famosos de todo París; Studio 28.

Dentro de lo típico que es tener una sala de cines en los barrios de moda de cualquier ciudad, Studio 28 se sale un poco de lo normal con ese extra de ofrecer durante el horario de cine la posibilidad de degustar, en su cuco y tranquilo bar-jardín, ya no solo exquisitos cafés y tés, sino también tartas e incluso las famosísimas quiches francesas.

Caminando por la Rue des Abbesses, antes de llegar a Rue Lepic, adéntrate en Rue Tholoze y en el número 10 te encontrarás una llamativa entrada con cartel de neón que te da la bienvenida a Studio 28 y te invita a acceder libremente al interior para poder pasar directamente a la terraza-jardín sin la necesidad de comprar entrada para ver alguna película. Pero ya que estás ¿por qué no darte el capricho de un combo de peli + café y tarta? Yo sin duda alguna, lo tendría muy claro, sobre todo teniendo en cuenta lo bonita que es la terraza con sus mesas de jardín y esa gran pared con retratos de diferentes celebridades del mundo del cine.

Hay que tener en cuenta, que además de ser un cine con un encanto especial, detrás de este magnífico rinconcito de la ciudad se encuentra una de las joyas de París. Studio 28 fue abierto en 1928 y puede considerarse una pequeña parte de la historia artística y de vanguardia de toda la ciudad, de la que incluso el mismísimo director Jean-Pierre Jeunet quiso dejar constancia con la aparición de este trocito de paraíso cinematográfico en su tan famosa película Amélie.

Si estás por París, o tu visita a esta maravillosa ciudad te da la opción de acercarte algún día a ver alguna película de esa amplia variedad que te ofrece Studio 28, hazlo. Te lo recomiendo. Ya no solo podrás acceder a ver clásicos del cine, sino también estrenos en cartelera a un precio realmente asequible (creo recordar que hasta no hace mucho el precio rondaba los 9€) y de un ambiente de lo más agradable e íntimo gracias a esa única sala de 170 plazas.

¡Ah! ¡Y que no te eche hacia atrás el no saber francés! Las películas se pasan en versión original, ¡así que no tienes excusa!

Esto te puede interesar

2 Comments

  1. Peter

    April 6, 2016 at 10:48 am

    Entran ganas de pillar un avión ya y perderte por París. Gracias por explicarnos cosillas diferentes… Este tipo de rincones son los que me gusta descubrir cuando viajo!

¡Comenta!