Lisboa, Play & Tour

Alfama: cuna del fado

Uno de mis barrios preferidos en Lisboa es Alfama: cuna del fado, antiguo barrio de pescadores y alma de la vida lisboeta. Paseando por sus empinadas y adoquinadas calles (no aptas para tráfico rodado) podrás empaparte de la historia de esta ciudad, inmortalizada en muchos de los edificios que aún quedan en pie después del gran terremoto de 1755, que dejó en la más absoluta ruina gran parte de la ciudad. Puedes llegar caminando o bien subiéndote al tranvía más famoso de todo Lisboa, el número 28. Tú decides cómo empezar a recorrer este barrio de laberínticas callejuelas en pendiente y estrechas escalinatas.

A los pies del Castillo de San Jorge y, con salida directa al río Tajo, Alfama es uno de los barrios más tradicionales de la Lisboa antigua y uno de los que mejor sobrevivió al devastador terremoto. En parte, gracias a su situación estratégica, siendo el punto más alto de la ciudad. Aquí convivieron pacíficamente judíos, cristianos y musulmanes, algo que a día de hoy parece impensable. De los árabes le queda, indudablemente, su nombre, originariamente Al-Hamma, en referencia a unas termas que debieron existir en el seno de este barrio. Hoy en día no queda nada de estas termas, y lo que nos quedan son unas angostas y empinadas calles que bajan desde el Castelo en dirección al Tajo, y unas casas de fachada desconchada que se amontonan unas contra otras y ensalzan, si cabe, la belleza natural de este barrio. Un barrio que respira vida, ajetreo y humildad. Humildad patente en las casas de los vecinos de este barrio, que no dudan en colgar la colada de sus balcones, y a quienes no es extraño encontrar charlando unos con otros a las puertas de sus casas o, cuando se acerca la hora de comer, hacer las delicias de las pituitarias más finas.

Pero Alfama no siempre tuvo entre sus vecinos a gente sencilla y trabajadora, sino que también fue el hogar de la más alta aristocracia en su época de esplendor. Fue a raíz del gran terremoto cuando la ya desgastada aristocracia se alejó de Alfama y, en su lugar, se asentaron marineros y pescadores con sus familias. Poco o nada queda ya de ese pasado esplendoroso.

Sin embargo, justamente gracias a este carácter pesquero que impregna el barrio desde hace siglos, pudo nacer uno de los símbolos por excelencia de Lisboa: el fado, género de música popular portuguesa que usa melodías melancólicas, con letras sobre el mar y la cotidianidad de los trabajadores. La música en Alfama es un componente más, intrínseco al barrio, como lo son sus miradores o la Sé (catedral de Lisboa). No es difícil pasar por delante de un restaurante y escuchar, de fondo, las notas profundas de un fado. Por esa misma razón, si lo que buscas es meterte de lleno en la vida cultural lisboeta y escuchar un buen fado, basta con que te pierdas por las calles de Alfama y te dejes guiar por el olor a sardina braseada y el son de la guitarra que se escapará de algún que otro restaurante. No te asustes si el local no es de lo más glamuroso y se asemeja más a un antro que a un restaurante de postín. A más cutre, mejor y más auténtico será el espectáculo. Por no mencionar la posibilidad de entremezclarte con gente local y compartir con ellos una copa de vino verde y unas sardinitas a la brasa mientras disfrutas de un auténtico recital de fado.

O Fado nasceu um dia,
quando o vento mal bulia
e o céu o mar prolongava,
na amurada dum veleiro,
no peito dum marinheiro
que, estando triste, cantava,
que, estando triste, cantava.

El fado nació un día
en el que el viento apenas se agitaba
y el cielo el mar prolongaba
la estela de un velero,
el pecho de un marinero,
que estando triste cantaba.

Primera estrofa del fado de Amália Rodrigues, Fado Português

Esto te puede interesar

2 Comments

  1. LALIst: 5 destinos de invierno – Más que souvenirs

    May 11, 2017 at 8:43 am

    […] la ciudad de las siete colinas lentamente. Los barrios más transitados de la ciudad son la Baixa, Alfama y el Barrio Alto, más vacíos que de costumbre durante el invierno, lo que te permitirá […]

  2. La esencia de Lisboa en el Mirador de Santa Lucía – Más que souvenirs

    June 3, 2016 at 11:35 am

    […] quizás no sea el que mejores vistas tenga, pero merece la pena subir hasta aquí para admirar la belleza del barrio de Alfama, el río Tajo y el puerto de Lisboa. Pero si te fijas bien, desde este mirador cubierto de […]

¡Comenta!