Florencia, Italia

Más de 500 años de pie pasan factura a cualquiera, aunque estés hecho de mármol blanco

Hace unos pocos días leía con sorpresa la triste noticia: El David de Miguel Ángel tiene unas pequeñas fisuras en la parte inferior de sus piernas. ¡Ay!

El hecho, que bien podría ser utilizado por cualquier crema reparadora de pies agrietados para lanzar una campaña publicitaria, es una triste noticia para todos los amantes del arte. Se supone que la obra fue creada entre el 1501 y el 1504 y, claro, como adelantábamos irónicamente en el título de este post, el pobre David lleva más de 500 años de pie.

Por lo visto, la causa son los apenas 5º de inclinación de la obra, tal y como se publicó en el Journal Cultural Heritage tras un estudio llevado a cabo por instituciones de renombre en Italia: el CNR (Consejo Nacional Investigador de Italia) y la UNIFI (Universidad de Florencia).

De todas formas, desde hace tiempo la obra tiene otras fisuras más, incluso en la espalda. Pero prácticamente nadie las nota, para nada. Las única que se ven a simple vista están en el tobillo izquierdo y algo minúsculo en el lateral derecho del tronco. ¡Ay! Pobre David. Confío en que en realidad no haya ningún problema para preocuparse más allá de la anécdota ya que esta obra es, sin ninguna duda, una de las claves en toda la historia del arte, ¿no os parece?

El David de Miguel Ángel, Galería de la Acedemia, Florencia

Recordad que si queréis ver esta obra, está en la Galería de la Academia, y evidentemente es una visita absolutamente imprescindible cuando estéis de viaje por Florencia.

Esto te puede interesar

¡Comenta!