Nueva York, Viajar

The High Line Park de Nueva York, un oasis a 9 metros de altura.

A menudo nuestros clientes se convierten en nuestros mejores guías. En esta ocasión, Alba García nos ha enviado unas fantásticas fotografías de su recentísimo viaje a Nueva York. Son geniales. Desde aquí, un inmenso GRACIAS 🙂

De entre la gran cantidad de imágenes que nos ha remitido, hemos escogido unas cuantas de The High Line Park, ¿sabéis de qué estoy hablando?

La línea alta, The High Line, fue construida originalmente en los años 30 con el fin de elevar los trenes de mercancías y alejarlos de las calles de la ciudad. Sí, seguramente lo habrás visto en alguna película. Hoy, en cambio, este trazado ha quedado totalmente obsoleto y desde 2008 se ha recuperado con gran habilidad como un parque para el disfrute de los neoyorquinos. Y de los turistas, claro. Lo cierto es que es un verdadero oasis a 9 metros de altura que consigue escapar del ritmo frenético que se vive en las calles.

Para que no os lo perdáis, aquí os dejo un mapa del trazado actual del parque, aunque está planeado seguir extendiéndolo hacia el norte. Evidentemente, no puedes subir al High Line Park en cualquier esquina, sino que has de buscar escaleras o ascensores que lo hacen. ¿Dónde están? Los encontrarás marcados en el mapa. Pincho rojo: escaleras+ascensor. Pincho verde: solo escaleras.


Ver The High Line Park, Nueva York en un mapa más grande

En sus orígenes, esta vía de ferrocarril comprendía más de 20 kilómetros que partían desde las fábricas y almacenes de carne del Meatpacking District hacia el resto de Nueva York, por la Décima Avenida hacia el norte.

Pero curiosamente esta avenida había llegado a ser conocida como la avenida de la muerte. ¿Por qué? Los trenes iban a toda velocidad a altas horas de la madurgada y los atropellos a peatones eran muy pero que muy frecuentes. ¿Qué solución idearon? Los llamados cowboys del West Side, unos jinetes que iban al galope delante de estos enormes y pesados trenes de mercancías mostrando una bandera roja en señal de peligro. Sí, acompañaban al ganado, aunque ya despedazado 😉

Los cowboys del West SIde

Pero los accidentes seguían ocurriendo. Uno tras otro. Por eso, finalmente se decidió crear la High Line. Es decir, se elevó 9 metros la vía del tren. La solución fue muy buena y duró unos cuantos años. Sin embargo, a mediados de los 50 el transporte por carretera comenzó a resultar mucho más efectivo y comenzaron a demolerse varios tramos de la High Line. Finalmente, en 1980 circuló el último tren cargado de miles de pavos congelados.

De este modo la vía quedó abandonada por completo hasta que una asociación sin ánimo de lucro presentó el proyecto de convertirla en un paseo ajardinado. ¡Un gran acierto! Hoy, el High Line Park es una delicia que bien vale la pena visitar aunque solo sea para obtenir un punto de vista diferente de Nueva York.

Pasear por el High Line Park te oferce otra perspectiva de Nueva York

Más de 200 especies de plantas, tramos de vía original y todo, flaqueado por los edificios más innovadores de Manhattan

Os recordamos que, si conocéis algún rincón que os ha robado el corazón en alguna de las ciudades Play and Tour, podéis escribirnos y enviarnos fotografías a info(arroba)playandtour.net. Estaremos encantados de publicarlas y compartirlas con el resto de comunidad 🙂 De nuevo, Alba, ¡gracias por tus fotografías!

Esto te puede interesar

¡Comenta!