Italia, Roma, Viajar

El Coliseo necesita un buen plan de chapa y pintura

Para los que aún no os hayáis enterado por la prensa, el Coliseo necesita una gran restauración. Con urgencia. Ya se han caído algunos pedazos y ahora venimos a descubrir que su lado sur está inclinado unos 40 cm. De momento, nada preocupante, aunque podría llegar a serlo. La buena noticia es que hace apenas unos días ha arrancado un completo programa de restauración que durará hasta el 2015 y, además de darle esos retoques tan necesarios de chapa y pintura, ampliará el área visitable del monumento un 25% más.

Pero eso no es todo, porque según el alcalde de Roma, en ese mismo año ya no se podrá circular alrededor del Coliseo. Y es que al parecer, la causa principal del acelerado deterioro de este icono de la ciudad eterna, es el intenso tráfico que lo rodea, tanto por los humos como por el intenso traqueteo del suelo que sostiene el anfiteatro que data del año 80 d.J.C.

Afortunadamente, según la superintendente de los bienes arqueológicos de Roma, “El Coliseo está bien” y no debemos preocuparnos.

Y una de las dudas que rápidamente surge es: con la crisis que está azotando a Europa y, en concreto a Italia, ¿quién financia todo esto? Nada más y nada menos que el empresario Diego Della Valle, dueño de Tod’s, la conocida marca de calzado.

Lo cierto es que es una pena cómo está el patio. Supongo que también habréis leído en la prensa que el Gobierno de Monti va a poner a la venta más de 300 inmuebles históricos que actualmente están en posesión del Estado con la finalidad de reducir la deuda pública. Sí, cualquiera con dinero podrá hacerse con un palacete frente al Gran Canal de Venecia, por ejemplo. ¡Qué mundo tan raro este en el que vivimos! Además, el mercado inmobiliario italiano está por los suelos, ¿no se estarán acercando demasiado al borde del precipicio? ¿no vendrá una gran empresa y apretará para comprar a precios irrisorios? ¿vale la pena malvender el patrimonio artístico y cultural?

¡Ay!

Sea como fuere, el Coliseo, que como sabréis es una de las 7 maravillas del mundo moderno, seguirá atrayendo a millones de turistas a la capital italiana durante muchos y muchos años más. Incluso me atrevería a decir que siglos y siglos más 🙂

Esto te puede interesar

¡Comenta!