Barcelona, Destacados, Evento, Viajar

Cómo subir al Tibidabo, Barcelona

A raíz de nuestro post de Barcelona en 48 horas curiosamente hemos recibido varios mails con preguntas sobre restaurantes y, además, unos cuantos preguntando sobre cómo ir al Tibidabo.

El Tibidabo es esa montaña que domina el perfil de Barcelona, popular por sus espacios naturales, por su iglesia -el Templo Expiatoria del Sagrado Corazón- y por su parque de atracciones. A ver, no nos confundamos. No es un mega parque de atracciones. De hecho, me atrevería a decir que es la antítesis de Port Aventura, pero aún así el Parque de Atracciones del Tibidabo sigue atrayendo a locales y turistas, especialmente si viajan con niños. Y lo dicho: no esperes encontrar infinidad de atracciones de vértigo, sino otras tan entrañables como autómatas, autos de choque, un gran tiovivo, una noria, un castillo encantado, etc.

Las vistas desde el Tibidabo son geniales

Pero la visita al Tibidabo no empieza en el parque, sino mucho antes ya que llegar hasta allí es una aventura. No por lo complicado, sino por lo entretenido y divertido.

Para empezar, debes coger los Ferrocarrils de la Generalitat (FFGG), L7 hasta Tibidabo. Saldrás a la Plaça Kennedy, donde pronto verás de donde sale el famoso Tramvia Blau -Tranvía Azul-, con el que comienza el periplo hacia lo alto de la montaña. Mira el mapa:


View Cómo ir al Tibidabo de Barcelona in a larger map

El billete sencillo del Tramvia Blau cuesta 5,50€ y lo puedes comprar a bordo del mismo tranvía. Es corto, pero bien folclórico. A los niños les encantará 🙂

Los horarios del Tramvia Blau son los siguientes:

  • De enero al 30 de marzo: sábados, domingos y festivos de 10h a 18h.
  • Del 31 de marzo al 9 de abril: diario de 10h a 20h.
  • Del 10 de abril al 22 de junio: sábados, domingos y festivos de 10h a 20h.
  • Del 23 de junio al 11 de septiembre: diario de 10h a 20h.
  • Del 12 de septiembre al 21 de diciembre: sábados, domingos y festivos de 10h a 20h.
  • Del 22 al 31 de diciembre: sábados, domingos y festivos de 10h a 18h.

Una vez llegues al final del recorrido, a la Plaça del Doctor Andreu, encontrarás unos cuantos restaurantes y terrazas. ¿El más famoso? El Mirablau, sin ninguna duda, que brinda al turista una de las mejores vistas de la ciudad condal. Y copas. Y discoteca. Y bocadillos. Y música.

Y desde aquí, sale el funicular hacia el Tibidabo. Antes de subir has de saber que ¡¡se inauguró en 1901!! Sube de los 226 metros sobre el nivel del mar hasta los 501. Es genial.

El precio es de 4,70 € ida y vuelta, aunque te descuentan algo si luego accedes al parque de atracciones. Y bueno, en unos minutos ya habrás subido hasta lo alto de la montaña. Allí hallarás el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón, del que hablaremos en otra ocasión, y el Parque de Atracciones del Tibidabo. En cuanto a horarios y precio de las entradas, aquí os dejo su link.

Templo expiatorio del Sagrado Corazón, Tibidabo, Barcelona

Y para bajar, la aventura continúa. Lo más divertido sería volver a coger el funicular y luego cruzar el Parc de la Font del Racó.

Mapa del Parc Font del Racó

Es rápido y fácil y pronto estaremos bastante abajo. Luego queda un poco de caminata por la Avenida Tibidabo para admirar las grandes mansiones y pronto volveremos a estar en la Plaça Kennedy. ¡Vaya día!

Evidentemente, además del Tramvia Blau y del Funicular, hay otras formas de subir, aunque menos divertidas. La más económica puede resultar el Tibibús, un autobús que lo puedes tomar en Plaça Catalunya y te lleva a lo alto de la montaña por 2,80 € cada uno. Otra opción, en cambio, sería obviar el Tramvia Blau y tomar el autobús 196 que sale unos 50 metros más arriba de la paraba del tranvía y te deja en el mismo lugar, justo para tomar el funicular. Pero insisto, tranvía+funicular+parque van unidos 🙂

Esto te puede interesar

¡Comenta!