48 horas, Berlín, Destacados, Evento, Viajar

48 horas en Berlín: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

Ayer mismo hicimos un post sobre la Fuente de Neptuno de Berlín y en pocas horas recibimos varios mails con más preguntas sobre esta ciudad. ¡Pero bueno! ¿Es todos os vais para allí?

Pues bien, para todos aquellos que efectivamente vayan a pasar unos días a la capital germánica, teníamos preparado un post con un recorrido por Berlín para no perderse nada de lo más importante.

Como siempre, este tour está pensado para realizarlo en un fin de semana, es decir, en 48 horas. Pero eso sí: 48 horas cansadas, porque hay mucho que caminar, ya descansaréis al volver a casa 🙂

Lo que queremos decir con estas 48 horas en Berlín es que el recorrido es fácilmente aplicable a cuatro días, mucho más tranquilo, mucho más relajado, con más visitas a museos, etc. Después de esta breve introducción (in)necesaria, vamos allá con nuestro recorrido esencial por Berlín en 48 horas. ¡A disfrutar!

Comenzamos el tour bien tempranito. Desayunamos en el hotel y nos dirigimos hacia la Parisier Platz (A), donde encontramos la Puerta de Brandemburgo (B), probablemente el icono más importante de Berlín que, precisamente a primera hora de la mañana, no tiene tanta gente. También en esta plaza verás el Hotel Adlon, súper famoso, más aún desde que en 2002 Michael Jackson enseñó al bebé desde un balcón y casi se le cae, ¿os acordáis de las imágenes, verdad? Por cierto, alojarse aquí es un verdadero lujo. También en la Parisier Platz hay otro edifico remarcable para los que nos gusta la arquitectura: el edificio del DZ Bank, de Frank Gehry. Podéis entrar y ver su estructura y su techo acristalado. Es genial. Para mañana dejamos el Reichstag 😉

Continuamos caminando hacia el sur y vamos a visitar el Memorial al Holocausto (C) de que ya hablamos hace tiempo en este blog. Volvemos después hacia Unter den Linden y caminamos por esta amplia y bonita avenida de los káisers hasta la Staatsbibliothek (D), que es la Biblioteca Nacional. Su patio interior, bellísimo. Sus documentos, de un valor incalculable. Durante la guerra este contenido se había escondido en infinidad de lugares lejos de aquí, como monasterios, e incluso hoy aún quedan piezas por devolver -hasta quedan algunas en Polonia-. Ojo: los domingos está cerrado.

Al lado de la Biblioteca Nacional está la célebre Humboldt-Universität (E), la Universidad de Humboldt, por donde han pasado personalidades como Einstein, Marx, Engels, entre otros.

Un poco más allá por Unter den Linden encontramos el Edificio de la Nueva Guardia Nacional (F) del que también hablamos en el blog hace unos cuantos días. Ahora cruzamos y nos dirigimos a la Bebel Platz (G), que queda frente a la universidad. Esta plaza la debes de haber visto en documentales, ¿te suena? Aquí es donde se hizo la conocida quema de libros, sí. A los lados de la plaza, además tienes la Catedral de Santa Hedwig y la Ópera Nacional de Berlín.

Vamos hacia el sur hacia la Gerdamenmarkt, donde hallaremos edificios muy importantes, como la Iglesia Francesa (H) en el norte y la Iglesia Alemana (I) en el sur, además de la prestigiosa Koncerthaus en el centro.

Llegados a este punto, ¿apetece un cafecito, verdad? ¿Y un buen chocolate? Mi recomendación es acercarte a Fassbender & Rausch, aquí al lado. Es una casa de expertos chocolateros desde 1863. Te llevarás un dulce recuerdo 🙂

Una vez hayamos recargado pilas, hacia el sur. Vamos hasta el Checkpoint Charlie (J), un lugar esencial en tu visita a Berlín.

Es momento de parar a comer algo rapidito y prepararnos para caminar un poco más por la tarde. ¿Alguna recomendación? Por la zona hay un montón: un japonés que no está nada mal, un siciliano bastante casero, un francés con una buena terraza y hasta un restaurante de comida rápida orgánica, quizás la mejor opción para seguir la ruta.

Bien, una vez hemos repostado, en vez de tomar el metro en Kochtraße, camina un poco al norte por Friedrichstraße y toma la línea U2 en la estación de Stadmitte hasta la parada de Alexanderplatz.

Allí nos espera la caminata de la tarde, por la Berlín más socialista. Comenzamos desde Alexanderplatz (A) sin dejar de fotografiar el famoso Reloj Mundial con la Torre de Televisión (B) de fondo, hacia donde vamos a comenzar a caminar antes de que se nos haga de noche. Una vez cerca de la inmensa torre, divisaremos la célebre Iglesia de Santa María (C), una de las más antiguas de Berlín, y también la Fuente de Neptuno (D). Al otro lado de la inmensa plaza tenemos el conocido edificio de ladrillos rojos, es el Rathaus (E), el ayuntamiento de Berlín.

Una vez llegados hasta aquí, mi sincera recomendación es pasear por el barrio de San Nicolás, aquí al lado, en cuyo centro encontramos la Iglesia de San Nicolás (F), evidentemente. Es un barrio muy pintoresco que vale la pena saborear a otro ritmo. Una buena idea puede ser quedarse a cenar por aquí y dejar cosas para ver al día siguiente. Si no, otra idea interesantísima es tomar un crucero por el río Spree aquí al lado (G) -click aquí-, mientras se pone el sol es absolutamente genial. Lo he hecho y repetido con amigos en otras ocasiones, muy recomendable.

Por cierto, al lado de donde se toma estos pequeños barquitos está el monumento a Marx y Engels (H), totalmente entrañable e imperdible para tu álbum de fotos.

Tras el crucero, tras la cena y/o tras la foto del monumento, pasea hacia la Isla de los Museos (I), aunque sea para situarte, ya que a esta hora ya habrán cerrado todos.

Si eres fan de los museos, este lugar es muy especial: el Altes, el Neue, el Pérgamo… ¿Cuál no perderte? Es difícil de decidir si tienes poco tiempo, pero vamos a arriesgarnos. Para nosotros, el más espectacular es el Museo de Pérgamo. Im-pre-sio-nan-te. Aunque, claro, si quieres ver el famoso busto de Nefertiti deberás ir al Neues Museum. ¿Cúanto tiempo habías dicho que te ibas a quedar en Berlín? 🙂

Es hora de volver al hotel, cenar algo y descansar. Mañana te espera otra gran caminata.

¡A madrugar! Estás en Berlín y hay que aprovechar. Comenzamos nuestra ruta desde la Puerta de Branderburgo (A) de nuevo. Esta vez, vamos a visitar el famosísimo Reichstag (B), uno de los edificios más remarcables de todo Berlín. Si tienes suerte y no encuentras muchas cola, habrás hecho la visita en menos de 2 horas. Si no, échale una horita más. Depende de lo que hayas tardado en ver este edificio y su cúpula de Sir Norman Foster -y depende del clima-, podrás caminar más o menos por el bonito Tiergarten hasta la Gorßen Stern o Gran Estrella (C), que es la columna de la victoria de Berlín, otro símbolo de la ciudad.

Desde allí camina por este inmenso parque hasta el Zoo de Berlín (D), genial si viajas con niños, y si no quieres entrar aquí, ve al Museo de la Fotografía (E), justo frente a la entrada del zoo.

Desde aquí camina hasta la Muela Picada (F) y un poco más hasta conocer la Berlin Skulptur (G), que no, no es de Chillida. Una vez aquí, será la hora de comer. Por la Tauentzienstraße hay infinidad de restaurantes. Qué diferente es la antigua zona occidental, ¿verdad?

Después de comer, te recomiendo que te vayas a conocer la East Side Gallery, imperdible, donde encontrarás más de un kilómetro del antiguo Muro de Berlín. El paseo te llevará un par de horas más, ya verás. Y, para acabar estas extenuantes 48 horas en Berlín, vuelve en metro hacia la Potsdamer Platz, donde podrás cenar y hasta ir un poco de compras. ¡Uf! Vaya fin de semana, ¿eh?

Evidentemente, habrán quedado un montón de lugares en el tintero, por eso te recomiendo bajar el mapa gratis y la audioguía gratis de Berlín con todos los lugares de interés marcados, así como la audioguía mp3 de Berlín, la forma más inteligente y económica de guiarte por la ciudad totalmente a tu aire.

Para otro día quedan búnkeres, los túneles de la ciudad, la ciudad imperial de Potsdam, el campo de concentración de Sachsenhausen… Habrá que volver a Berlín, ¿no?

Esto te puede interesar

4 Comments

  1. Marta

    August 1, 2016 at 3:30 pm

    ¡Hola, Ana! Nos alegramos mucho de que nuestras recomendaciones te hayan servido en tu viaje a Berlín. 🙂

  2. Ana

    August 1, 2016 at 3:21 pm

    Gracias por las recomendaciones muy útiles y sencillas 🙂

  3. Diego El Viajero

    May 28, 2016 at 6:49 pm

    Gracias, Toni. En eso andamos 🙂

  4. Toni

    April 7, 2016 at 10:57 am

    Buenos días, hace tiempo que sigo tus recomendaciones y soy especialmente fan de tus artículos sobre “48 horas en…”. La verdad es que me ha sido muy útil para algunos viajes cortos y low que he hecho por Europa. Sólo quería animarte a continuar con este tipo de recomendaciones.

¡Comenta!