Nueva York, Viajar

La inmensa St Patrick’s Cathedral de la Quinta Avenida, Nueva York

La Saint Patrick’s Cathedral -o Catedral de San Patricio- destaca por su estilo neogótico exuberante que contrasta al extremo con los impresionantes rascacielos que la rodean, como los del Rockefeller Center, por ejemplo. Y es que esta hermosa catedral está claramente inspirada en las grandes catedrales góticas de Europa, con la clásica planta en forma de cruz, con sus capillas laterales y con su estilo tan delicado y esbelto que quiere alcanzar el cielo.

Fue el propio arzobispo John Hughes quien encargara el proyecto al célebre arquitecto James Renwick Jr, por lo que los neoyorquinos pronto apodaron a la obra como “la locura de Hughes”, ya que en el siglo XIX esta zona aún quedaba muy apartada de la ciudad y estaba prácticamente despoblada. Parece mentira, ¿verdad?

Pero lo cierto es que la comunidad católica aumentaba y la Antigua Catedral -la Saint Patrick’s Old Cathedral, situada en el barrio de Nolita– se empezaba a quedar pequeña para dar servicio a tantos fieles. Has de saber que a principios del siglo XIX, en Nueva York ya se contaba con más de 200.000 cristianos irlandeses, de quien San Patricio es patrón. Eran gente de campo, sencilla, humilde y dedicados en su mayoría a la construcción, a la carga y descarga en el puerto o al servicio doméstico, en el caso de las mujeres.

Así, en 1859 se puso la primera piedra de la nueva Saint Patrick’s Cathedral, aunque la consagración no le llegó hasta 1879, ya que, entre otras cosas, su construcción se vio interrumpida por la Guerra de Secesión de 1861 a 1865. La verdad es que finalmente ha sido gracias a las donaciones de miles de irlandeses que hoy puedes estar admirando esta magnífica catedral.

Es difícil obtener una fotografía donde la Saint Patrick’s Cathedral queda iluminada por la luz del sol. Defícil, pero no imposible.

Además de la estructura original, con los años se han realizado varias renovaciones y ampliaciones como, por ejemplo, las dos agujas de más de 100 metros de altura colocadas en 1888 o la Lady Chapel en 1906, situada tras el altar y dedicada a la Virgen. Con todo ello, la Saint Patrick’s Cathedral de Nueva York es la mayor iglesia católica de la ciudad y de los Estados Unidos y hoy puede dar cabida a unos 2.400 fieles.

Tómate tu tiempo y, además de visitarla, juega con tu cámara de fotos. ¡Es muy fotogénica! Especialmente contrastada contra los rascacielos o incluso con la escultura del Atlas del Rockefeller Center, quizás por eso a menudo aparece en la gran pantalla. Por ejemplo, ha salido en el Regreso al Planeta de los Simios de 1970, en Spiderman de 2002 e incluso ha sido el lugar donde se ha celebrado una boda en la famosa serie Betty la fea.

 

Esto te puede interesar

¡Comenta!