París, Viajar

El Pont Neuf, paradójicamente el más antiguo de París

Paradojas del destino, sí. El Pont Neuf -que se traduce como Puente Nuevo– es precisamente el más antiguo de París.

En tu visita a París podrás cruzar por él en varias ocasiones y es que el Pont Neuf marca el inicio de la famosa Île de la Cité. Sí, cruza el Sena de lado a lado y, además, rompe la Île de la Cité por la proa -si nos la imaginamos como un barco, claro-. Pero eso no es todo, porque seguramente el  nombre de Pont Neuf te sonará familiar. Y es que ha sido nombrado y renombrado a lo largo de la historia por diferentes escritores, pintores y hasta directores de cine.

Por ejemplo, ¿no te suena la película Los amantes del Pont Neuf de Leos Carax, 1991, en la que se crea un curioso romance entre dos vagabundos?

Fue Enrique III quien colocó la primera piedra del Pont Neuf en 1578, pero su construcción sufrió graves retrasos a causa de las guerras civiles entre 1588 y 1598. Por eso, la obra no se tocó hasta que Enrique IV encargó reanudarla. De ahí, la escultura ecuestre que puedes ver en la Île de la Cité es de Enrique IV, quien finalmente inauguró el puente en 1607 y le otorgó su nombre.

Estatua ecuestre de Enrique IV en el Pont Neuf, justo sobre la Île de la Cité

Y aquí, la placa, por si quedaba alguna duda 🙂

Para muestra, un botón

El Pont Neuf, un puente con historia, para disfrutar.

Esto te puede interesar

¡Comenta!