Italia, Roma, Viajar

El fantástico y desconocido Teatro di Marcello en pleno centro de Roma

Todos los turistas que llegan a Roma van conocer el famosísimo Coliseo de Roma. Por algo, es una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno desde el 7 del mes 7 del año 2007, ¿no crees?

Pero muy pocos de los 6 millones de turistas anuales que recibe Roma sabe que muy cerca del Coliseo se halla un teatro que podría vanagloriarse de ser su hermano menor. Me refiero al fantástico Teatro di Marcello. Para que te hagas una idea, está a poco más de 20 minutos a pie del Coliseo y a unos 15 minutos de la Piazza Navona. Es decir, súper céntrico.

El Teatro di Marcello fue comenzado por el propio Julio César para rivalizar con el que había construido Pompeyo, pero la verdad es que las obras finalizaron en tiempos de Augusto. Y claro, fue él quien lo acabó por dedicar a su sobrino y yerno: Marcelo. De hecho, Augusto había designado a este chico como su heredero pero desafortunadamente Marcelo murió muy joven, antes de cumplir los 20 años.

Además, junto al Teatro di Marcello se han descubierto otros templos que datan del siglo V a.J.C. dedicados a Apolo Sosiano y Belona

En sus años, el Teatro di Marcello tuvo una capacidad de 15.000 personas pero en el siglo XVI, el arquitecto Baldassarre Peruzzi construyó un palacio sobre las ruinas del teatro -pero no le culpemos a él, ya que fue un pedido de la familia Savelli-. Incluso más tarde se llegaron a instalar viviendas y talleres en las plantas inferiores. Paradójicamente, hoy son apartamentos de alto standing.

Si te acercas a conocerlo y te parece apreciar cierto parecido con el Coliseo no estarás muy equivocado, ya que se dice que el Teatro di Marcello es su precursor. Es decir, para muchos es el hermano pequeño del Coliseo. Para otros, el mayor, ya que se construyó unos cuantos años antes.

Y una leyenda urbana de lo más curiosa: dicen que por las noches se oyen ruidos de cadenas. ¿Por qué? Es que en la Edad Media la zona subterránea del Teatro di Marcello sirvió para encadenar a los condenados.

Para terminar bien alto, me gustaría dar una recomendación especial a los que quieran a ir a Roma en verano, ya que el Teatro di Marcello acoge cociertos excepcionales. Por ejemplo, yo ya tengo mi entrada para este. Os aseguro que un espectáculo así en un entorno así es una experiencia inolvidable.

Esto te puede interesar

¡Comenta!