Londres, Viajar

Grandes historias de la diminuta Pickering Place de Londres

Lo realmente alucinante de las grandes ciudades de Europa es que en cualquier rincón condensan un montón de historias apasionantes. Hoy, en concreto, te quiero hablar de una calle tan pequeña como curiosa: Pickering Place de Londres. Muy céntrica, por cierto, frente al St James’s Palace y a solo dos minutos de The Mall.

Para localizar este lugar tendrás que caminar por St James’s Street y donde encuentres la famosa tienda de vinos y licores Berry Bros and Rudd –en el número 3-, también hallarás a su izquierda un pequeño arco por el que puedes meterte sin problema. Así, cogerás Pickering Place y llegarás a una suerte de patio lleno de historia. Pero no es un patio privado, sino la plaza pública más pequeña de Londres. Pero eso es solo el comienzo, sigue leyendo 🙂

Pickering Place

Ni bien llegas a la plaza, y tal como se lee en una placa dorada, podrás comprobar que Pickering Place era el hogar de la Embajada de la República de Texas antes de que se uniera a los Estados Unidos en 1845. Dice así: TEXAS LEGATION: In this building was the legation for the ministers from the Republic of Texas to the Court of St. James. 1842-1845.

La base diplomática de Texas estuvo aquí

Además, encontrarás dos tiendas antiquísimas. Una de ellas es la de Berry Bros and Rudd, que no es nada más y nada menos que el comerciante de vinos y licores más antiguo de todo Londres. Por cierto, las clases de cata son excepcionales. Si lo tuyo es el vino, no dejes de reservarte una en su web. La otra tienda es The O’Shea Gallery, con ilustraciones originales, acuarelas, ilustraciones… una gozada. Esta tienda está situada a la izquierda del arco de antes. Es fácil verlo aquí:


Ver mapa más grande

Pero sin ninguna duda, lo que es más morboso saber es que en Pickering Place tuvo lugar el último duelo de Londres y de Inglaterra. Así que entra aquí e imagínatelo. Los dos espalda con espalda y contando. Uno, dos, tres, cuatro… Y ¡bang! ¿No es alucinante? Hasta había casas de juego y apuestas y se dice que el propio Beau Brumell luchó aquí una vez. ¿Quién fue Beau Brumell? Un amigo del Rey Jorge IV y, para algunos, inventor de la corbata. Pero eso ya os lo contaré en otro post en relación a Dubrovnik.

Esto te puede interesar

¡Comenta!