Italia, Venecia

Ca’ d’Oro, la casa dorada sigue brillando en Venecia

Sea en vaporetto, en góndola o en water taxi, un recorrido por el Gran Canal es absolutamente imprescindible para apreciar las joyas arquitectónicas que lo flanquean.


Ver mapa más grande

Una de las paradas esenciales en ese recorrido es el palacio Ca’ d’Oro. Es decir, la Casa del Oro, cuyo nomenclatura proviene de la ornamentación dorada que antaño lucía su fachada.

Ca’ d’Oro, un claro ejemplo del gótico florido veneciano

Si en tu visita ya has estado por la Piazza San Marco y la piazzeta y has visto el Palazzo Ducale, seguramente encontrarás grandes similitudes entre ellos. Y es que Ca’ d’Oro y el Palazzo Ducale son las mejores muestras del gótico florido veneciano.

Palazzo Ducale, ¿verdad que encuentras grandes similitudes?

Más allá de su historia y de sus anécdotas, es curioso observar que su primer dueño fue Marino Contarini, quien se rodeó en 1420 de los más importantes arquitectos y artesanos de la época para asegurarse de obtener los mejores resultados. De ahí que Ca’ d’Oro fuese diseñado por Giovanni y Bartolomeo Bon, mientras que la espléndida decoración contó con los esfuerzos de artesanos a las órdenes de Matteo Raverti.

Desafortunadamente, con el tiempo -y con el cambio de dueños- el palacio fue perdiendo desde el bello brocal obra de Bartolomeo Bon hasta la conocida escalinata que lucía. Pero la historia tuvo su revancha cuando en 1894 el barón Giorgio Franchetti se hizo con el palacio y realizaó importantes obras de restauración. Tantas, que recuperó ese brocal que os he comentado y hasta la escalinata del patio 🙂

Ya a principios del siglo XX el barón donó el palacio y sus findos al Estado y Ca’ d’Oro se acabó por convertir en un museo. Si tienes la oportunidad, no dejes de visitarlo para admirar su mobiliario, sus tapices y sus esculturas renacentistas. ¿La obra impredible? Para mí, San Sebastián de Andrea Mantegna.

San Sebastián de Andrea Mantegna, Ca’ d’Oro

Por cierto, en el Louvre tienes otro San Sebastián de Mantegna. ¡Ah! Y otro más en el Museo de Historia del Arte de Viena.

Para acabar, recuerda que el vaporetto tiene una parada que se llama Ca’ d’Oro –líneas 1, 3, N-. Imposible no verlo 😉 Y si no quieres perderte nada de lo más importante de la ciudad, bájate el mapa pdf gratis de Venecia para guiarte fácilmente.

Esto te puede interesar

¡Comenta!