Ámsterdam, Viajar

Probablemente el puente más romántico de Ámsterdam

Los enamorados, los fotógrafos y los amantes de la tranquilidad son habituales visitantes de este encantador puente de madera pintado de blanco: el Magere Brug.

Situado en el río Amstel, que dio el nombre a Ámsterdam, el Magere Brug es el puente más célebre de la ciudad, y recibe también el nombre de Puente Delgado.

Su construcción data de 1672 y seguramente al verlo pensarás “no es tan delgado como dicen”. Pero es que en 1871 sufrió unas importantes reformas y lo ampliaron considerablemente. Antes de esta fecha, el puente era tan tan tan estrecho que solo podían cruzarlo dos personas. Pero claro, todos sabemos lo difícil que es sacarse un mote de encima.

Por otro lado, existe otra versión divertida de por qué laman Puente Delgado al Magere Brug. Y es que Mager, además de significar “delgado” en neerlandés, era el apellido de dos hermanas millonarias que vivían en las distintas orillas del río Amstel. Según esta versión, las hermanas mandaron construir el puente para poder visitarse con mayor comodidad. Y es que si la fe mueve montañas, en este caso, el dinero levanta puentes 🙂

Ver cómo el Magere Brug se levanta para dejar pasar a los barcos es todo un espectáculo

Además de la reforma de 1871, el puente sufrió una nueva en 1969 y, además, en 2003 se reservó su uso exclusivamente a los ciclistas y peatones. Un lujazo, sí. De todos modos, diariamente sigue izando su estructura para dejar pasar a los barcos demasiado altos que toman el Amstel navegando hacia el Ij. Verlo es todo un espectáculo, os lo aseguro, ya que, a pesar de sus reformas, su funcionamiento es el original: se basa en un contrapeso que se acciona manualmente y que permite, mediante tirantes, levantar el piso unido al puente.

Como curiosidad para cinéfilos, os puedo decir que este puente aparece en multitud de películas. La más célebre de todas sea quizá Diamantes para la eternidad de 1971, en la que James Bond -entonces Sean Connery– hace de las suyas en suelo holandés.

Y un último consejo: acércate a verlo de noche también. Sus 1.200 bombillas te van a regalar una estampa de lo más pictórica.

El Magere Brug de noche. Apoya la cámara y fotografíalo con un diafragma bien cerradito. Quedará genial.

Para no perderte nada de lo importante de Ámsterdam, recuerda bajarte el mapa gratis de Ámsterdam y también la audioguía mp3 para escuchar toda la información importante de la ciudad mientras paseas. Práctica, fácil y económica. Evidentemente, también está disponible en app para iPhone, donde además puedes editar tus puntos de interés favoritos y saber en todo momento a qué distancia te queda cada uno de ellos, entre otras muchas cosas, claro.

Esto te puede interesar

¡Comenta!