Italia, Roma, Viajar

Beber agua fresca en Roma, una cuestión de narices

Roma está llena de fuentes monumentales, artísticas, ornamentales, colosales, exuberantes, íntimas, artísticas, alegóricas… todas ellas maravillosas. Pero precisamente hoy no quiero hablarte de la Fontana di Trevi, la Fuente de los Cuatro Ríos ni de la Fuente del Tritone, si no de otras que a menudo pasan desapercibidas, a no ser que estés sediento.

Me refiero a los más de 2.000 surtidores de agua repartidos por toda la ciudad de los que emanan agua de día y de noche. Evidentemente, los hay de muchos tipos. ¿Y de cuáles os quiero hablar? De los nasoni, que significa narizones en español, ya que la forma del surtidor metálico recuerda a una gran nariz. Estos surtidores de agua populares surgieron a finales del siglo XIX y varios de ellos tienen sus pequeñas leyendas detrás, ya que algunas se crearon para dar de beber a los caballos, otras para el ganado, etc.

Uno de los típicos nasoni desperdigados por Roma

Pero lo que aquí os voy a contar es cómo debéis beber. ¿Cómo? ¿Una clase de cómo beber en una fuente? Sí, sí, suena raro, pero sí. Y es que es fácil diferenciar a los romanos de los turistas al ver como beben unos y otros.

El pequeño secreto que guardan los nasoni radica en el agujerito que tiene el tubo cilíndrico de donde emana el agua. El que acaba de llegar a la ciudad y no se ha fijado cómo beben los locales, suele agacharse para beber agua del chorro que baja del final del cilindro. ¡Mec! Error. No hay que agacharse tanto, para nada. Lo que tienes que hacer es precisamente tapar por donde sale el agua con la mano y saldrá un chorrito de agua hacia arriba. ¿Por dónde? Por aquel agujerito, claro.

Por último, si quieres saber dónde están situados todos los nasoni de Roma, te recomendamos bajarte esta app gratuita de iPhone para localizarlos, además de recomendarte bajarte la audioguía de Roma, evidentemente, bien sea para tu reproductor mp3 o para tu iPhone. Sin duda, la mejor forma de hacer turismo por la ciudad totalmente a tu aire. Le das al play y a pasear.

Esto te puede interesar

2 Comments

  1. Día 2: Paseando lugares históricos: de la Piazza Spagna a la Fontana o del Panteón a la Bocca della Verità.30-10-2016 | Siguiendo a Ulises

    October 31, 2016 at 11:58 pm

    […] cierto, curioso es hablar de las fuentes (de agua potable) que hay por la ciudad, los nasoni, fuentes con un uso peculiar porque tienen un agujerito en la parte superior. Si tapas la salida […]

  2. LALIst: 10 cosas que no sabías de Roma – Más que souvenirs

    June 25, 2016 at 2:15 pm

    […] cual lo lees. Las fuentes de Roma tienen un caño curvo parecido a una nariz (de ahí su nombre, nasone) que emana agua sin parar. El que está de paso por Roma se agachará para beber, mientras que el […]

¡Comenta!