Praga, Viajar

Navidad en Praga, un cuento lleno de magia

Los últimos dos posts que hemos realizado sobre la Navidad en Londres y los mercados navideños de Berlín han tenido tanto éxito de visitas que hemos decidido dedicar nuevas entradas a los eventos navideños de las ciudades que disponemos audioguías.

En esta ocasión, nos hemos centrado en Praga. Y por muchas razones que ahora os explicaré. Evidentemente no ofrece tantísimos eventos como Londres, París, Roma o Nueva York, pero os aseguro que si podéis pasar las fiestas allí, no las olvidaréis jamás. Incluso bastan unos días en diciembre para dejarse empapar por la magia que reina por sus calles, plazas y ,tiendas que ya a mediados de noviembre lucen decoraciones de lo más tradicionales.

Y es que Praga es una ciudad que enamora. Lo digo de verdad. Recuerdo que mi primer hasta allí fue con el colegio. Sí, sí, con autocar desde España hasta Praga, Berlín, etc. Toda una experiencia. Una experiencia que te deja la espalda molida -aunque tuviera solo 16 años- y que te marca para siempre por mil motivos. Lo cierto es que en sus calles empedradas, en sus misteriosos rincones y en las torres y cimborrios que decoran la ciudad, se respira un ambiente bohemio y romántico apasionante -que por suerte aún no ha cambiado demasiado el flujo de los turistas-. Quizás por ello, por su centro histórico se han rodado películas como Amadeus -de 1984- recreando la ciudad histórica de Viena del siglo XVIII. Si habéis estado por allí, seguro que me entenderéis.

Así que volviendo al meollo de la cuestión, ¿por dónde moverte por Praga para sentir la Navidad al máximo? Aquí nuestras recomendaciones:

1. Mercados Navideños. Son encantadores y tienen la fama de ser los más románticos de Europa. Fama merecida, eso sí.

Mercado de Navidad en la Plaza Vieja de Praga

Podrás encontrarlos en varias plazas. Quizás el más grande sea el de la Plaza Vieja, aunque los turistas también visitan el de la Plaza de Wenceslao. Otros menos turísticos los encontrarás en la Plaza de la República, en el Mercado Havel o en la Plaza de la Paz.

En estos mercados podrás comprar de todo, aunque los souvenirs preferidos son las piezas de Cristal de Bohemia, figuras de cerámica, marionetas y juguetes de madera, bisutería, etc. Además, podrás probar alguna que otra de las cervezas más famosas del país, licor de miel o quizás un vino caliente especiado -igual que por Alemania, sí-.

2. Un concierto en la Ópera Estatal. Hay que tener clase, claro.

Disfruta de un concierto en la Ópera Estatal de Praga

Los conciertos de Navidad en este marco serán algo inolvidable. Si vas a ir para Praga y te gusta la música clásica, reserva cuanto antes un asiento. Los conciertos más famosos tienen lugar desde Navidad hasta principios de enero.

3. El reloj astronómico en Fin de Año. Simplemente espectacular.

El famosísimo relos astronómico de Praga

Si vas a pasar allí el fin de año, has de estar aquí, por supuesto. This is the place! Es el Times Square de Praga, donde todos se reúnen para celebrar la llegada del nuevo año. Aunque, por otro lado, los locales dicen que lo mejor es estar en el Puente de Carlos, ya que desde allí se tiene la mejor vista de los fuegos artificiales.

Por último, recuerda que puedes bajarte el mapa de Praga gratis desde aquí y que, además, tienes la audioguía con todas las locuciones de los 60 puntos de interés que no debes perderte de esta ciudad.

Esto te puede interesar

1 Comment

  1. damianasuarezgil@gmail.com

    December 5, 2011 at 10:40 am

    Buenas recomendaciones! Gracias!
    Salimos para Praga este miércoles. Las aprovecharemos sin duda. Lástima que ya no hayamos encontrada entradas para la ópera estatal para el día que queríamos. En otra oacasión será.
    Como siempre, muy útil el blog. Gracias.
    DS

¡Comenta!