Italia, Roma, Viajar

La encantadora Fontana delle Tartarugue, en Roma

Lo que siempre me ha llamado la atención de la Fontana delle Tartarughe -fuente de las tortugas- son las esculturas de los cuatro jóvenes que, con sonrisas pícaras y provocadoras, juguetean en los bordes, con los pies apoyados sobre delfines. Y es que, aunque la fuente se construyó en el 1580 –un proyecto de Giacomo della Porta llevado a cabo por el escultor Taddeo Landini– no fue hasta 1658 que se ahadieron las figuras de las tortugas según órdenes del Papa Alejandro VII, y aún hoy se sigue discutiendo de quién soy; ¿de Gian Lorenzo Bernini o de Andrea Sacchi? Aunque la mayoría de historiadores apuntan a Bernini.

Lo cierto es que en una ciudad repleta de fuentes monumentales, esta plaza y su fuente destacan de una forma muy especial para mí. De alguna forma, es un lugar íntimo que te hace olvidar el ritmo frenético de los turistas de la Fontana di Trevi o de la Piazza Navona, por ejemplo. Acércate a conocerla, es relajante, elegante y absolutamente encantadora.

Fontana dell Tartarugue, Roma

Fontana dell Tartarugue, Roma

Alimentada por el Acueducto Vergine, la fuente estaba prevista para la vecina Plaza Giudea, pero Muzio Mattei presionó para que se ubicara frente a su palacio, en la actual Piazza Mattei. A cambio, la familia se comprometió a pavimentar la plaza y a mantener limpia la fuente.

Como curiosidad, has de saber que existe una leyenda popular que cuenta que el duque Mattei construyó la fuente en una sola noche para demostrar a su adinerado y futuro suegro que, a pesar de haberse arruinado en el juego, todavía era capaz de hacer grandes cosas. Al día siguiente, Mattei hizo venir a su prometida y a su suegro hasta el palacio para que contemplaran la obra desde la ventana. Y, el suegro, aceptó el matrimonio. Después, el duque para que nadie más pudiera gozar de la espectacular vista hizo construir un muro en esa ventana, que se mantiene hasta el día de hoy.

Y una última anécdota: ¿sabías que en 1979 robaron una de las tortugas?

Esto te puede interesar

¡Comenta!